Noble.tv - Español - El relato (Al-Qásas) - Mahmoud AlHosary
  • Virtudes del Corán


Sura El relato (Al-Qásas)
Jeque / Mahmoud AlHosary

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Ta, Sin, Mim (1).
    Estos son los signos del Libro Claro (2).
    Te vamos a contar, con la verdad, parte de las noticias de Musa y de Fir`aún, para la gente que cree (3).
    Realmente Fir`aún fue un tirano altivo en la tierra. Dividió a sus habitantes en clases y subyugó a una parte de ellos, degolló a sus hijos y dejó vivir a las mujeres. Era un corruptor (4).
    Y quisimos favorecer a los que habían sido subyugados en la tierra, hacerlos dirigentes y convertirlos en los herederos (5).
    Les dimos sitio en la tierra y en ellos le hicimos ver a Fir`aún, a Haman y a sus huestes lo que se temían (6).
    E inspiramos a la madre de Musa: Amamántalo y cuando temas por él, déjalo en el río, y no temas ni te entristezcas porque te lo devolveremos y haremos de él uno de los enviados (7).
    Y 10 recogió la familia de Fir`aún para que fuera para ellos un enemigo y un motivo de tristeza; verdaderamente Fir`aún, Haman y sus ejércitos estaban descarriados (8).
    Y dijo la mujer de Fir`aún: Será un frescor para mis ojos y para los tuyos, no lo matéis, puede ser que nos beneficie o lo adoptemos como hijo. Pero ellos no se daban cuenta (9).
    Y la madre de Musa se quedó vacía en lo más hondo y a punto estuvo. de revelarlo de no haber sido porque reconfortamos su corazón para que. fuera de los creyentes (10).
    Le dijo a su hermana: sigue su rastro; ’y entonces lo vió desde un lugar apartado sin que se dieran cuenta (11).
    Hasta entonces no habíamos permitido que ninguna nodriza pudiera amamantarlo, entonces dijo: ¿Queréis que os indique una familia que puede cuidarlo para vosotros criándolo bien? (12).
    Y así se lo devolvimos a sú madre para consuelo de sus ojos y para que no se entristeciera y supiera que la promesa de Allah es verídica. Sin embargo la mayoría de ellos no saben (13).
    Y cuando hubo alcanzado la madurez y tomó su forma, le dimos juicio y conocimiento. Así es como recompensamos a los que hacen el bien (14).
    Y en un momento de descuido de sus habitantes entró en la ciudad y encontró en ella dos hombres luchando, uno era de los suyos y el otro un enemigo; entonces el que era de los suyos le pidió ayuda contra el que era de sus enemigos y Musa lo golpeó con el puño acabando con él. Dijo: Esto es un acto del Shaytán, realmente él es un claro enemigo que extravía (15).
    Dijo: Señor mío, he sido injusto conmigo mismo, perdóname. Y lo perdonó, es cierto que El es el Perdonador, el Compasivo (16).
    Dijo: ¡Señor mío, puesto que me has concedido esta gracia no seré más auxiliador de los malhechores! (17).
    Y amaneció en la ciudad medroso y vigilante. Entonces el que el día anterior le había pedido ayuda le pidió socorro a voces. Musa le dijo: Eres un perdido sin ninguna duda (18).
    Y cuando se disponía a agrédir al que era enemigo de ambos, éste dijo: ¡Musa! ¿Acaso quieres matarme como hiciste con uno ayer? ¿Es que únicamente deseas ser un tirano en la tierra en vez de mejorar las cosas? (19).
    Y vino un hombre corriendo desde la parte más alejada de la ciudad, - y dijo: iMusa! Los magnates están conspirando contra ti, véte pues, yo soy para ti un consejero (20).
    Y salió de ella medroso y alerta, dijo: ¡Señor mío! Sálvame de la gente injusta (21).
    Y mientras iba en la dirección de los Madyan, dijo: Puede que mi Señor me guíe al camino recto (22).
    Y cuando llegó a la aguada de los Madyan encontró a un grupo de gente abrevando a sus rebaños y apartadas de ellos a dos mujeres que mantenían a su ganado alejado, les dijo: ¿Qué os pasa? Dijeron: No podremos abrevar hasta que no se vayan los pastores, nuestro padre es muy anciano (23).
    Entonces abrevó para ellas retirándose al terminar a la sombra. Y dijo: ¡Señor mío! Realmente me hallo en necesidad de que hagas descender algún bien (24).
    Y vino a él una de las dos caminando con pudor, dijo: Mi padre te invita para compensarte que hayas abrevado para nosotras. Y cuando llegó a su presencia y le contó su historia, dijo: No temas, estás a salvo de la gente injusta (25).
    Dijo una de ellas: ¡Padre! Tómalo como asalariado pues nadie mejor que él, fuerte y digno de confianza, para contratar sus servicios (26).
    Dijo: Quiero casarte con una de mis hijas a cambio de que trabajes para mí durante ocho años aunque si culminas hasta diez será cosa tuya, no quiero hacértelo dificil; si Allah quiere encontrarás que soy justo (27).
    Dijo: Esto es algo entre tú y yo; y cualquiera de los dos plazos que cumplas no me causará ningún perjuicio. Allah es Garante de lo que decimos (28).
    Y habiendo Musa concluido el plazo y partido con su familia, distinguió en la ladera del Monte un fuego y dijo a su familia: ¡Esperad! He visto un fuego y quizás pueda volver con alguna noticia o con algún tizón con el que podáis calentaros (29).
    Y cuando llegó a él, una voz lo llamó desde el margen derecho del valle en el lugar bendito en la dirección del árbol: ¡Musa, Yo soy Allah, el Señor de los mundos! (30).
    ¡Tira tu bastón! Y al verlo reptar como una víbora se apartó espantado sin volverse atrás. ¡Musa! Ven y no temas, tú eres’ de los que están a salvo (31).
    Desliza tu mano por el escote y saldrá blanca sin que tenga ningún mal. Y apriétate el pecho con la mano para vencer el miedo. Estas son las dos pruebas de tu Señor para Fir`aún y su corte, realmente son gente corrupta (32).
    Dijo: ¡Señor! Maté a uno . de ellos y temo que me maten (33).
    Y mi hermano Harún se expresa con más soltura y claridad que yo, envíalo conmigo como ayudante que confirme mis palabras pues realmente temo que me desmientan (34).
    Dijo: Fortaleceremos tu brazo con tu hermano y os daremos autoridad de manera que, gracias a Nuestros signos no podrán haceros nada. Vosotros y quien os siga seréis los vencedores (35).
    Y cuando Musa se presentó ante ellos con Nuestros signos evidentes, dijeron: ¿Qué es esto sino magia bien elaborada, no oímos hablar de esto a nuestros primeros padres? (36).
    Y dijo Musa: Mi Señor sabe mejor quién ha venido con la guía de Su parte y quién obtendrá la Morada Final, verdaderamente los injustos no prosperan (37).
    Y dijo Fir`aún: ¡Consejo de nobles! No sé que tengáis otro dios que yo, así pues Haman cuece barro para mí y hazme una torre para que pueda subir hasta el dios de Musa, pues realmente lo tengo por mentiroso (38).
    Y se llenó de soberbia en la tierra junto con sus ejércitos, fuera de la verdad. Y pensaron que no habrían de volver a Nos (39).
    Entonces lo agarramos a él y a sus ejércitos y los arrojamos al mar; mira cómo acabaron los injustos (40).
    Los habíamos hecho dirigentes cuya llamada conducía al Fuego (41).
    Y en la vida del mundo hicimos que les siguiera una maldición. El Día del Levantamiento formarán parte de los que serán desfigurados (42).
    Y después de haber destruido a las primeras generaciones le dimos el Libro a Musa para que los hombres pudieran ver, y como guía y misericordia para que pudieran recorder (43).
    Y no estabas en la ladera occidental cuando comprometimos a Musa con Nuestro mandato ni eras uno de los que estaban presentes (44).
    Sin embargo suscitamos generaciones que tuvieron larga vida. Y tú no estuviste viviendo entre los Madyan recitándoles Nuestros signos, pero Nosotros te hemos hecho mensajero (45).
    Ni estabas en la ladera del Monte cuando hicimos la llamada, .sino que es una misericordia de tu Señor para que adviertas a aquellos a los que no les llegó antes de ti ningún advertidor; tal vez recuerden (46).
    Para que no dijeran, si a causa de lo que sus manos presentaban les venía alguna desgracia: Señor nuestro ePor qué no nos enviaste algún mensajero para que hubiéramos podido seguir Tus signos y haber sido creyentes? (47).
    Pero cuando les ha llegado la verdad procedente de Nos, han dicho: ¿Por qué no se le ha dado algo como lo que se le dió a Musa? ¿Acaso no habían negado antes lo que le fue dado a Musa? Dicen: Son dos magos confabulados, no creemos en ninguno de ellos (48).
    Di: iTraed un libro de parte de Allah que contenga más guía que éstos y entonces yo lo seguiré, si es verdad lo que decís (49).
    Y si no te responden, sabe que únicamente están siguiendo sus pasiones. i.Y quién está más extraviado que aquel que sigue sus pasiones sin ninguna guía de Allah? Es cierto que Allah no guía a la. gente injusta (50).
    Y realmente les hemos hecho llegar la Palabra para que puedan recorder (51).
    Los que recibieron el Libro antes, creen en él (52).
    Y cuando se les lee, dicen: Creemos en él, es la verdad que procede de nuestro Señor; realmente ya éramos antes musulmanes (53).
    Esos recibirán su recompensa dos veces por haber sido pacientes, por haber rechazado el mal con bien y haber gastado de la provisión que les dábamos (54).
    Y porque cuando oían alguna palabra vana se apartaban de ella y decían: Para nosotros serán nuestras acciones y para vosotros las vuestras. Paz con vosotros, no buscamos a los ignorantes (55).
    Ciertamente tú no guías a quien amas sino que Allah guía a quien quiere y El sabe mejor quiénes pueden seguir la guía (56).
    Y dicen: Si seguimos la guía junto a ti seremos arrancados de nuestra tierra. ¿Acaso no hemos establecido para ellos un lugar inviolable donde se hace acopio de frutos de toda clase como sustento de Nuestra parte? Sin embargo la mayoría de ellos no saben (57).
    ’Cuántas ciudades destruimos por no haber reconocido el favor en el que vivían! Ahí están sus moradas, sólo unas pocas volvieron a ser habitadas después de ellos y fuimos Nosotros los herederos (58).
    Tu Señor no destruye ninguna ciudad sin haber enviado antes un mensajero a su comunidad que les recita Nuestros signos. Y sólo cuando sus habitantes son injustos destruimos las ciudades (59).
    Sea lo que sea lo que se os haya dado en disfrute como parte de la vida del mundo y su apariencia, lo que hay junto a Allah es mejor y más permanente. ¿Es que no vais a entender? (60).
    ¿Acaso aquel al que le hemos dado una hermosa promesa que verá realizada es como aquel a quien le dejamos disfrutar el disfrute de la vida del mundo pero que luego el Día del Levantamiento es de los que tendrán que comparecer? (61).
    El día en que los llame y les diga: ¿Dónde están ésos que según áfirmábais eran Mis asociados? (62).
    Dirán aquéllos irremediablemente sentenciados: Señor nuestro, a éstos que extraviamos, los extraviamos igual que nos extraviamos nosotros, nos declaramos inocentes ante Ti, no era a nosotros a quienes adoraban (63).
    Y se dirá: ¡Llamad a vuestros asociados! Entonces los llamarán pero no les responderán, y verán el castigo. ¡Si hubieran seguido la guía! (64).
    El día en que los llame y diga: ¿Qué respondisteis a los enviados? (65).
    Ese día las noticias los cegarán y no se harán preguntas entre sí (66).
    Quien se haya vuelto de sus faltas, haya creído y haya obrado con bien podrá ser de los que tengan éxito (67).
    Tu. Señor crea lo que quiere y elige (a quien quiere).
    mientras que ellos no tienen elección. ¡Gloria a Allah y ensalzado sea por encima de lo que Le asocian! (68).
    Tu Señor sabe lo que esconden los pechos y lo que manifiestan (69).
    Y El es Allah, no hay dios sino El, Suyas son las alabanzas en la Vida Primera y en la Ultima y Suyo es el juicio. A El habéis de volver (70).
    Di: ¿Qué os parecería si Allah hiciera que para vosotros fuera constantemente de noche hasta el Día del Levantamiento, qué dios que no fuera Allah podría traeros claridad? ¿Es que no prestáis atención? (71).
    Di: ¿Qué os parecería si Allah. hiciera que para vosotros fuera de día constantemente hasta el Día del Levantamiento; qué dios que no fuera Allah os traería de nuevo la noche en la que podéis descansar? i,Es que no vais a ver? (72).
    Como parte de Su misericordia os dió la noche y el día para que en ella descansárais y en él buscárais Su favor; si pudiérais agradecer (73).
    El día en que los llame y diga: ¿Dónde están esos asociados que afirmábais? (74).
    Y saquemos un testigo de cada comunidad y digamos: Aportad vuestra prueba y sabed que la verdad pertenece a Allah; y entonces no podrán encontrar lo que inventaban (75).
    Qarún era uno de la gente de Musa que abusó contra ellos. Le habíamos dado tesoros cuyas llaves habrían hecho tambalearse a un grupo de hombres fuertes; entonces le dijo su gente: No te regocijes pues realmente Allah no ama a los que se vanaglorian (76).
    Busca en lo que Allah te ha dado la morada de la Ultima Vida sin olvidar tu parte en ésta, y haz el bien igual que Allah lo hace contigo y no busques corromper la tierra; es cierto que Allah no ama a los corruptores (77).
    Dijo: Lo que se me ha dado es gracias a un conocimiento que tengo. ¿Acaso no sabía que Allah había destruido a generaciones dentro de las cuales había gente con mayor poderío y más acumulación de riqueza que él? Y no se esperará que los malhechores expliquen sus faltas (78).
    Y apareció ante su pueblo con. sus adornos; entonces dijeron los qué querían la vida de este mundo: iOjalá y tuviéramos lo mismo que se le ha dado a Qarún, realmente tiene una suerte inmensa! (79).
    Y dijeron aquéllos que habían recibido conocimiento: ¡Ay de vosotros! La recompensa de Allah es mejor para el que cree y actúa con rectitud, pero no la consiguen sino los pacientes (80).
    Entonces hicimos que la tierra se lo tragara junto con su casa y no hubo ninguna guardia que pudiera socorrerle fuera de Allah ni pudo defenderse a sí mismo (81).
    Los que el día anterior habían ansiado su posición, amanecieron diciendo: ¡Cómo acrecienta Allah la provisión a quien quiere de Sus siervos o la restringe! De no haber sido porque Allah nos agració, nos habría tragado la tierra. ¡Qué cierto es que los incrédulos no cosechan éxito! (82).
    Esa es la Morada de la Ultima Vida que concedemos a quienes no quieren ser altivos en la tierra ni corromper. Y el buen fin es para los que tienen temor (de Allah).
    (83).
    Quien venga con buenas acciones tendrá algo mejor que ellas, y quien venga con malas acciones... Los que lleven a cabo las malas acciones no serán recompensados sino por lo que hicieron (84).
    Es cierto que Aquel que te ha mandado el Corán te hará volver a- un lugar de regreso. Di: Mi Señor sabe mejor quién viene con la guía y quién está en un claro extravío (85).
    No esperabas que te fuera revelado el Libro; no es sino una misericordia de tu. Señor, así pues no seas una ayuda para los que se niegan a creer (86).
    Y que no te aparten de los signos de Allah una vez que se te han hecho descender, invoca a tu Señor y no seas de los que Le asocian (87).
    Y no invoques a otro dios junto a Allah. No hay dios sino El, todo perecerá excepto Su faz. Suyo es el juicio y a El habéis de regresar (88).

Comentarios

app android

Trozos escogidos