• Virtudes del Corán


Sura Los ornamentos de oro (Az-Zújruf)
Jeque / Mahmoud AlHosary

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Ha, Mim (1).
    Por el Libro Clarificador (2).
    Lo hemos hecho una Recitación árabe para que pudiérais entender (3).
    Está en la madre del Libro, ante Nos es sublime, sabio (4).
    ¿Acaso íbamos a privaros del Recuerdo dejándoos de lado porque sois gente que se excede? (5).
    Y ¿cuántos profetas enviamos a las primeras comunidades? (6).
    No les llegó ningún profeta del que no se burlaran (7).
    Destruimos a los que de ellos tenían más poderío y el ejemplo de los antiguos forma parte del pasado (8).
    Y si les preguntas quién creó los cielos y la tierra te dirán que los creó el Poderoso, el Conocedor (9).
    El que ha hecho de la tierra un lecho para vosotros, y en ella os ha puesto caminos para que pudiérais guiaros (10).
    Y El que hace que caiga agua del cielo en una medida y con ella devolvemos la vida a una tierra muerta. Así seréis sacados (de las tumbas).
    (11).
    El que ha creado todas las especies y os ha dado naves y animales en que montar (12).
    Para que tomárais asiento sobre sus lomos y luego, una vez asentados, recordárais la merced de vuestro Señor y dijérais: Gloria a Aquel que nos subordinó esto, ya que nosotros no habríamos sido capaces de hacerlo (13).
    Y verdaderamente hemos de retomar a nuestro Señor (14).
    Sin embargo Le han atribuido de Sus siervos una parte; realmente el hombre es un ingrato declarado (15).
    ¿O es que iba a tomar, entre Su creación, hijas, escogiendo para vosotros hijos? (16).
    Si cuando a uno de ellos le anuncian (el nacimiento).
    de lo que atribuye al Misericordioso, se le muda el semblante. ensombreciéndose y tiene que contener la ira (17).
    ¿O a quien se cria con adornos y no es claro en la discusión? (18).
    Y tienen a los ángeles, que están junto al Misericordioso, por hembras. ¿Han sido acaso testigos de su creación? Escribiremos su testimonio y serán preguntados (19).
    Y dicen: si el Misericordioso quisiera no los adoraríamos. No tienen conocimiento de esto, sólo hacen conjeturas (20).
    ¿O es que les hemos dado un libro anterior a éste en el que se basan con solidez? (21).
    Pero no, sino que dicen:’ Encontramos a nuestros padres siguiendo una determinada forma de vida y nos hemos guiado por sus huellas (22).
    Asimismo, antes de ti, no enviamos ningún advertidor a una ciudad sin que sus magnates no dijeran: Encontramos a nuestros padres en una determinada forma de vida y nos hemos dejado llevar por sus huellas (23).
    Di: i.Y si yo os hubiera traído una guía mejor que aquélla en la que encontrásteis a vuestros padres? Dicen: No creemos en aquello con lo que habéis sido enviados (24).
    Y nos vengamos de ellos. Mira cómo acabaron los que negaron la verdad (25).
    Y cuando Ibrahim les dijo a sus padres y a su gente: Yo estoy libre de lo que adoráis (26).
    Pero no de Aquel que me ha creado. El me guiará (27).
    E hizo de ello una palabra que quedó en su posteridad para que pudieran volverse (a Allah).
    (28).
    Sin embargo a éstos los he dejado que disfruten, al igual que a sus padres, hasta que les ha llegado la verdad y un mensajero explícito (29).
    Pero cuando la verdad les ha llegado, han dicho: Esto es magia, nosotros no nos lo creemos (30).
    Y han dicho: ¿Por qué no se le ha hecho descender esta Recitación a un hombre importante de las dos ciudades (31).
    ¿ Acaso son ellos los que reparten la misericordia de Allah? Nosotros repartimos entre ellos sus meios de vida en este mundo y hemos elevado en grados a unos sobre otros, para que unos tomaran a su serivcio a otros. Pero la misercordia de tu Señor es major que lo que reúnen (32).
    Y si no fuera porque los hombres acabarían siendo una única comunidad, habríamos hecho que las casas de los que niegan al Misericordioso tuvieran techos de plata y escalinatas para subir por ellas (33).
    Y habríamos hecho que sus casas tuvieran puertas y lechos sobre los que reclinarse (34).
    y adornos de oro. Sin embargo todo esto no es mas que el disfrute de la vida del mundo mientras que la Ultima Vida, junto a tu Señor, será para los que Le teman (35).
    Y al que está ciego para el recuerdo del Misericordioso le asignamos un demonio que se convierte en su compañero inseparable (36).
    Y éstos les apartan del camino mientras ellos se creen guiados (37).
    Así cuando llega a Nos, le dice: iAy de mí! Ojalá hubiera entre tú y yo, la distancia de los dos orientes iQué mal compañero! (38).
    Hoy no os servirá de nada que estéis asociados en el castigo puesto que fuisteis injustos (39).
    ¿Acaso tú puedes hacer que el sordo oiga o puedes guiar al ciego o al que está en un claro extravío? (40).
    Y si hacemos que te vayas nos vengaremos de ellos (41).
    O te mostraremos lo que les hemos prometido, realmente tenemos poder sobre ellos (42).
    Aférrate pues a lo que te hemos inspirado, es cierto que tú estás en un camino recto (43).
    Y que él es un recuerdo para ti y para tu gente. Seréis preguntados (44).
    Pregunta a Nuestros mensajeros, a los que enviamos antes de ti. ¿Acaso establecimos que aparte del Misericordioso hubiera otros dioses que adorar? (45).
    Y así fue como enviamos a Musa con Nuestros signos a Fir`aún y su consejo, y dijo: Yo soy el mensajero del Señor de los mundos (46).
    Pero cuando les trajo Nuestros signos, se rieron de ellos (47).
    A pesar de que no/ les mostramos ningún signo que no fuera mayor que su compañero. Y los sorprendimos con el castigo para que pudieran volverse, arrepentidos (48).
    Dijeron: iEh tú, mago!, pide por nosotros a tu Señor en virtud de lo que ha pactado contigo y nosotros seguiremos la guía (49).
    Pero cuando les levantamos el castigo no cumplieron (50).
    Y llamó Fir`aún a su gente, dijo: iGente mía! ¿Acaso no me pertenece la soberanía de Misr y estos ríos que corren a mis pies? ¿Es que no lo veis? (51).
    ¿Acaso no soy yo mejor que éste, que es insignificante y apenas puede explicarse? (52).
    ¿Cómo es que no ha recibido ningún brazalete de oro o han venido con él los ángeles en grupo? (53).
    Buscó el punto débil de su pueblo y le obedecieron, realmente eran gente descarriada (54).
    Y cuando causaron Nuestro enojo, nos vengamos de ellos y los ahogamos a todos (55).
    E hicimos de ellos un precedente y un ejemplo para los que vinieran después (56).
    Y cuando se pone como ejemplo al hijo de Maryam, tu gente se aparta de él (57).
    Y dicen: ¿Son mejores nuestrós dioses o él? No te ponen esta comparación sino para discutirte, son gente de disputa (58).
    No es sino un siervo al que favorecimos y al que hicimos un ejemplo para los hijos de Israel (59).
    Y si hubiéramos querido habríamos puesto en la tierra, en vez de vosotros, ángeles que se sucedieran unos a otros (60).
    Y es cierto que él es un conocimiento de la Hora, así pues no dudéis de ella y seguidme. Esto es un camino recto (61).
    Y que el Shaytán no os desvíe, él es para vosotros un claro enemigo (62).
    Y cuando vino Isa con las evidencias, dijo: He venido a vosotros con la sabiduría y a haceros claro parte de aquello en lo que no estáis de acuerdo; así que temed a Allah y obedecedme (63).
    Allah es mi Señor y el vuestro, adoradlo; esto es un camino recto (64).
    Pero las distintas facciones que había entre ellos discreparon. iAy de aquellos que fueron injustos por el castigo de un día doloroso! (65).
    ¿Qué esperan sino que les llegue la Hora de repente sin que se den cuenta? (66).
    Ese día los amigos serán enemigos unos de otros, pero no así los que tengan temor (de Allah).
    (67).
    i O h siervos míos! Hoy no tendréis nada que temer ni os entristeceréis (68).
    Los que creyeron en Nuestros signos y fueron musulmanes (69).
    Entrad en el Jardín vosotros y vuestras esposas y sed agasajados (70).
    Circularán entre ellos con platos de oro y copas en las que habrá lo que las almas deseen y les sea dulce a los ojos. En él seréis inmortales (71).
    Y este es el Jardín que habréis heredado por lo que hayáis hecho (72).
    En él hay abundante fruta de la que comeréis (73).
    Es cierto que los que hayan hecho el mal serán inmortales en el castigo de Yahannam (74).
    No se les aliviará ni tendrán allí esperanza (75).
    Y no habremos sido injustos con ellos, sino que ellos habrán sido injustos consigo mismos (76).
    Y pedirán a gritos: iOh Malik, que tu Señor acabe con nosotros! Dirá: Vosotros habéis de permanecer (77).
    Os hemos traído la verdad, pero la mayoría de vosotros detesta la verdad (78).
    LO acaso se han decidido a hacer algo? Nosotros también Nos hemos decidido (79).
    ¿O es que creen que no escuchamos su secreto y sus confidencias? Por el contrario, junto a ellos escriben Nuestros mensajeros (80).
    Di: Si el Misericordioso tuviera un hijo, yo sería entonces el primero de los adoradores (81).
    !Gloria al Señor de los cielos y de la tierra, el Señor del Trono por encima de lo que atribuyen! (82).
    Y déjalos que discutan y jueguen hasta que tengan el encuentro con su día, el que se les ha prometido (83).
    El es Quien es Dios en el cielo y es Dios en la tierra y es el Sabio, el Conocedor (84).
    Y. bendito sea. Aquel a Quien pertenece la soberanía en los cielos y en la tierra y en lo que entre ambos hay; junto a El está el conocimiento de la Hora y a El habréis de regresar (85).
    Los que invocáis fuera de El no tienen poder ninguno de interceder, sólo quienes atestiguan la verdad tienen conocimiento (86).
    Y si les preguntas quién los ha creado, te dirán: Allah. ¿Cómo entonces se desvían? (87).
    Y sus palabras: ¡Señor mío! Realmente esta es una gente que no cree (88).
    Apártate de ellos y di: Paz. Ya sabréis (89).

Comentarios

Trozos escogidos