• Virtudes del Corán


Sura La caverna (Al-Káhf)
Jeque / Ali Alhuthaify

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Las alabanzas a Allah que ha hecho descender a Su siervo el Libro y no ha puesto en él nada que fuera tortuoso (1).
    Sino que es directo para advertir de una gran violencia de Su parte y anunciar a los creyentes, ésos que practican las acciones de rectitud, que tendrán una hermosa recompensa, (2).
    permaneciendo en ello para siempre (3).
    Y para advertir a los que dicen: Allah ha tomado para Si un hijo (4).
    Ni ellos ni sus padres tienen conocimiento de eso, es una palabra grave que sale de sus bocas. Lo que dicen es sólo una mentira (5).
    Y tal vez te vayas a consumir de pena en pos de ellos si no creen en este relato (6).
    Hemos puesto lo que hay sobre la tierra como un adorno que le es propio para probar cuál de ellos sería mejor en actuar (7).
    Y ciertamente haremos que todo lo que hay en ella quede en suelo pelado (8).
    i.No te has parado a pensar que los compañeros de la Caverna y al- Ragim fueron parte de los signos sorprendentes de tu Señor? (9).
    Cuando los jóvenes se refugiaron en la caverna y dijeron: iSeñor nuestro, concédenos una misericordia de Tu parte y resuelve nuestra situación dándonos una dirección correcta! (10).
    Y los dejamos dormidos dentro ti11 ~1~1F1s de la caverna durante un determinado número de años (11).
    Luego los despertamos para saber cual de las dos partes podría calcular el límite de tiempo que habían estado (dormidos).
    (12).
    Nosotros vamos a contarte ,su historia con la verdad: Eran tinos jóvenes que creían en su Señor y loshabíamos acrecentado en guía (13).
    Y habíamos puesto firmeza en sus corazones, de manera que se levantaron y dijeron: Nuestro Señor es el Señor de los cielos y de la tierra, no invocaremos aparte de El a ningún dios pues si lo hiciéramos estaríamos diciendo algo falso (14).
    Estos, nuestra gente, han tomado dioses fuera de El a pesar de que no les aportan un poder claro. ¿Quién es más injusto que quien inventa mentiras contra Allah? (15).
    Una vez que os hayáis apartado de ellos y de lo que adoran fuera de Allah, refugiaros en la caverna y vuestro Señor os cubrirá con Su misericordia y resolverá vuestro asunto favorablemente (16).
    Y podías ver cómo el sol naciente se alejaba de la caverna por la derecha dejándolos al ocultarse por la izquierda; mientras ellos permanecían en un espacio abierto. Esto es parte de los signos de Allah. A quien Allah guía es el que está guiado y a quien extravía, no encontrarás para él ni quien lo proteja ni quien lo guíe rectamente (17).
    Te habría parecido que estaban despiertos, sin embargo dormían. Los cambiábamos de posición, a la derecha y a la izquierda, mientras su perro permanecía con las patas extendidas junto a la entrada. De haberlos descubierto te habrías alejado de ellos huyendo y te habrías llenado de terror (18).
    Y entonces los despertarnos para que se hicieran preguntas. Dijo uno de ellos: ¿Cuánto tiempo habéis estado? Dijeron: Hemos estado un día o parte de un día. Dijeron: Vuestro Señor sabe mejor lo que habéis permanecido, enviad a uno de vosotros a la ciudad con el dinero que tenéis para que mire cuál es el alimento más puro y os traiga provisión de él; pero que actúe con sutileza de manera que no haga notar la presencia de ninguno de vosotros, (19).
    pues es cierto que si os descubren os apedrearán u os harán volver a su forma de adoración y entonces nunca tendríais éxito (20).
    Y de este modo hicimos que los descubrieran para que supieran que la promesa de Allah es verdadera y que la Hora es indubitable. Y discutiendo el caso entre ellos, dijeron: Levantad una edificación encima de donde están. Su Señor los conoce mejor. Dijeron los que eran mayoría: Haremos un lugar de oración encima de donde están (21).
    Dirán: Eran tres y con el perro cuatro. Y dirán: Cinco y el sexto el perro, haciendo conjeturas sobre lo desconocido. Y dirán: Siete y su perro el octavo. Di: Mi Señor sabe mejor su número que sólo unos pocos conocen. Y no discutas acerca de ellos si no es con un argumento claro ni consultes a nadie sobre ellos (22).
    Y no digas respecto a algo: Lo haré mañana a menos que añadas: Si Allah quiere (23).
    Y recuerda a tu Señor cuando olvides y di: Puede ser que mi Señor me guíe a algo que se acerque más que esto a la recta guía (24).
    Habían estado en su caverna trescientos años y nueve más (25).
    Di: Allah sabe mejor lo que estuvieron, Suyo es lo desconocido de los cielos y de la tierra, nadie oye y ve como El. Fuera de El no tienen quien les proteja y a nadie hace copartícipe en Su juicio (26).
    Y recita lo que del libro de tu Señor te ha sido inspirado, no hay quien pueda sustituir Sus palabras y aparte de El no encontrarás ningún refugio (27).
    Y sé constante en la compañía de aquellos que invocan a su Señor mañana y tarde anhelando Su faz, no apartes tus ojos de ellos por deseo de la vida de este mundo ni obedezcas a’ aquel del que hemos hecho que su corazón esté descuidado de Nuestro recuerdo, sigue su pasión y su asunto es pérdida (28).
    Y di: La verdad procede de mi Señor; así pues, el que quiera creer, que crea y el que quiera negarse a creer, que no crea. Verdaderamente hemos preparado para los injustos un fuego cuya muralla los cercará; y si piden auxilio serán socorridos con un agua como la pez que les quemará la cara. iQué mala bebida y qué mal reposo! (29).
    Es cierto que los que creen y llevan a cabo las acciones de bien... No dejaremos que se pierda la recompensa de quien actúe haciendo el bien (30).
    Esos tendrán los jardines de `Adn por cuyo suelo corren los ríos, en ellos se adornarán con pulseras de oro y llevarán vestidos verdes de raso y brocado; recostados en divanes. iQué excelente recompensa y qué hermoso reposo! (31).
    Y ponles el ejemplo de dos hombres: A uno de ellos le habíamos dado dos jardines de vides que habíamos rodeado de palmeras poniendo entre ambos sembrados (32).
    Cada uno de los jardines daba su fruto sin ninguna pérdida y habíamos hecho que en medio de ellos manara un río (33).
    Y tenía abundante riqueza; entonces le dijo a su compañero con réplica: Yo tengo más riquezas que tú y tengo más poder en gente (34).
    Y entró en su jardín injusto consigo mismo y dijo: No creo que todo esto vaya a desaparecer nunca (35).
    Ni creo que la hora vaya a llegar, y en el caso de que sea devuelto a mi Señor seguro que encontraré a cambio, algo mejor que estos dos jardines (36).
    Y su compañero, contestándole, dijo: ¿Eres ingrato con Aquel que te creó de la tierra, luego de una gota de semen y luego te dió forma como hombre? (37).
    Pero El es Allah, mi Señor y yo no asocio con mi Señor a nadie (38).
    Más te habría valido si al entrar en tu jardín hubieras dicho: Que sea lo que Allah quiera, no hay poder sino por Allah. Y si ves que tengo menos riquezas e hijos que tú... (39).
    Puede ser que mi Señor me dé algo mejor que tu jardín y mande contra él algún castigo del cielo que lo deje como tierra lisa (40).
    0 que su agua se pierda bajo la tierra sin que puedas encontrarla (41).
    Entonces su riqueza fue destruida y amaneció golpeándose las palmas de las manos por lo que se había gastado en él cuando ahora había quedado asolado hasta las raices y dijo: ¡Ojalá y no hubiera asociado a nadie con mi Señor! (42).
    Y no tuvo ningún grupo que lo auxiliara aparte de Allah ni él mismo pudo ayudarse (43).
    Allí la victoria fue de Allah, la Verdad y El es Quien mejor recompensa y Quien mejor castiga (44).
    Compárales la vida del mundo al agua que hacemos caer del cielo, con la que se mezclan las plantas de la tierra y luego se convierten en hierba seca y rota que el viento desparrama. Allah tiene poder sobre todas la cosas (45).
    La riqueza y los hijos son el adorno de la vida de este mundo, pero las palabras y acciones rectas que perduran son mejor ante tu Señor en recompensa y esperanza (46).
    El día que hagamos que las montañas se desplacen por la superficie de la tierra, veas la tierra al desnudo y los reunamos a todos sin excepción (47).
    Serán presentados ante tu Señor en filas: Habéis venido a Nos y así fue como os creamos la primera vez y sin embargo afirmábais que no os íbamos a dar cita (48).
    Y se colocará el libro, entonces veréis a los que hayan hecho el mal atemorizados por lo que pueda contener. Dirán: iAy de nosotros! ¿Qué tiene este libro que no deja nada ni pequeño ni grande sin enumerar? Y encontrarán delante lo que hicieron. Tu Señor no va a tratar injustaménte a nadie (49).
    Y cuando dijimos a los ángeles: Postraos ante Adam y se postraron, aunque no Iblis que era de los genios y no quiso obedecer la orden de su Señor. ¿Vais a tomarlo a él y a su descendencia como protectores fuera de Mí, cuando ellos son para vosotros enemigos? iQué mal cambio el que hacen los injustos! (50).
    No los tomé como testigos de la creación de los cielos y de la tierra ni lo hice de su propia creación; como tampoco tomé a los extraviadores como auxiliares (51).
    Y el día en que diga: Llamad a Mis asociados, ésos que pretendíais. Los llamarán pero no les responderán y pondremos entre ellos una barrera. (52).
    Y los que hayan hecho el mal verán el Fuego y sabrán que irán a caer en él pero no encontrarán cómo escapar (53).
    Hemos explicado a lo largo de esta Recitación todo tipo de ejemplos para los hombres, sin embargo el hombre es lo más discutidor que existe (54).
    Y lo que a los hombres les pedir perdón a su Señor, no es sino queí debe cumplirse en ellos lo que ya ocurrió con las generaciones primitivas o que tiene que llegarles el castigo ante sus propios ojos (55).
    Y no enviamos a los enviados sino como gente que anuncia buenas noticias y advierte. Pero los que no creen, discuten con falsedad para anular así la verdad y toman Mis signos y aquello de lo que se les advierte a burla... (56).
    ¿Y quién es más injusto que aquel que habiendo sido amonestado con los signos de su Señor se aparta de ellos y se olvida de lo que sus manos tendrán que presentar? Es cierto que les hemos cubierto los corazones para que no puedan comprender y hemos puesto sordera en sus oídos de manera que si los llamas a la guía no podrán seguirla nunca (57).
    Y tu Señor es el Perdonador, Dueño de la misericordia. Si los tomara en cuenta por lo que adquirieron les habría acelerado el castigo; sin embargo tienen una cita y no encontrarán fuera de El ningún refugio (58).
    Ahí están las ciudades. Los destruimos cuando fueron injustos y pusimos un plazo para su destrucción (59).
    Y cuando Musa le dijo a su criado: No cesaré hasta alcanzar la confluencia de los dos mares o haber andado durante mucho tiempo (60).
    Y cuando llegaron a .,la confluencia de los dos mares se olvidaron del pez que tenían y éste tomó su camino hacia el mar como a través de un túnel (61).
    Y una vez hubieron cruzado le dijo al criado: Trae nuestra comida pues a causa del viaje nos hallamos fatigados (62).
    Dijo: Mira lo que ha pasado: Al guarecernos en la roca me olvidé del pez, sólo el Shaytán me hizo olvidarme de él, y éste emprendió su camino hacia el mar prodigiosamente (63).
    Dijo: Eso es lo que estábamos buscando y volvieron sobre sus pasos rastreando (64).
    Así dieron con uno de Nuestros siervos al que le habíamos concedido una gracia procedente de Nosotros y al que habíamos enseñado un conocimiento de Nuestra parte (65).
    Musa le dijo: ¿Puedo seguirte para que me enseñes una guía recta de lo que se te ha enseñado? (66).
    Dijo: Realmente no podrás tener paciencia conmigo (67).
    ¿Cómo podrías tener paciencia con algo de lo que no puedes comprender lo que esconde? (68).
    Dijo: Si Allah quiere me hallarás paciente y no te desobedeceré en nada (69).
    Dijo: Si me sigues no me preguntes por nada si yo no te hago mención de ello (70).
    Así partieron hasta que cuando’ habían subido en una embarcación, le hizo un agujero. Entonces dijo: ¿Lo has hecho para ahogar a los que van en ella? Realmente has cometido algo grave (71).
    Dijo: ¿No te dije que no podrías tener paciencia conmigo? (72).
    Dijo: No me tomes en cuenta mi olvido ni me impongas algo dificil (73).
    Y se pusieron a andar hasta que dieron con un muchacho al que mató, dijo: ¿Has matado a un ser puro sin haber sido a cambio de otro? Realmente has cometido un hecho reprobable (74).
    Dijo: ¿No te dije que no podrías tener paciencia conmigo? (75).
    Dijo: Si en lo sucesivo vuelvo a pedirte explicaciones no dejes que te acompañe más, mis excusas ante ti se han agotado. Y así partieron hasta que llegaron a la gente de una ciudad a los que pidieron de comer pero ellos se negaron a darles hospitalidad. Allí encontraron un muro que amenazaba derrumbarse y lo enderezó (76).
    Dijo: Si quisieras podrías pedir un pago por ello (77).
    Dijo: Esta es la diferencia entre tú y yo. Voy a decirte la interpretación de aquello con lo que no has podido tener paciencia (78).
    En cuanto a la embarcación, pertenecía a unos pobres que trabajaban en el mar y quise estropearla porque los perseguía un rey que se apropiaba a la fuerza de todas las embarcaciones (79).
    El muchacho tenía padres creyentes y temíamos que les obligara a la rebelión y a la incredulidad (80).
    Y quisimos que su Señor les diera a cambio uno mejor que él, más, puro y más propenso a la compasión (81).
    Y en cuanto al muro, era de dos muchachos de la ciudad que eran huérfanos y debajo del mismo había un tesoro que les pertenecía. Su padre había sido de los justos y tu Señor quiso que llegaran a la madurez y pudieran sacar su tesoro como una misericordia de parte de tu Señor; no lo hice por mi cuenta. Esta es la interpretación de aquello con lo que no pudiste tener paciencia (82).
    Y te preguntan sobre Dhul Qarnayn, di: Voy a recitaros una mención sobre él (83).
    Verdaderamente le dimos poder en la tierra y de cada cosa le dimos un medio (84).
    Y siguió uno de ellos (85).
    Así cuando hubo alcanzado el poniente del sol, encontró que éste se ponía en un manantial cenagoso y halló junto a él a una gente. Dijimos: iDhul Qarnayn!: O los castigas o adoptas con ellos una actitud de bien! (86).
    Dijo: Al que sea injusto lo castigaremos y después volverá a su Señor que lo castigará con un castigo abominable (87).
    Pero quien crea y actúe con rectitud tendrá la recompensa de., lo más hermoso, y le decretaremos de Nuestro mandato, lo fácil (88).
    Luego siguió un camino (89).
    Hasta que llegó a donde nacía el sol y encontró que salía sobre una gente que no tenía nada que los protegiera de él (90).
    Así fue y teníamos un conocimiento preciso de su situación (91).
    Luego siguió un camino (92).
    Hasta que al alcanzar las barreras de las dos montañas encontró detrás de ellas a una gente que apenas comprendían una palabra (93).
    Dijeron: iDhul Qarnayn! En verdad Ya9uy y Ma9uy son corruptores en la tierra. ¿Quieres que te entreguemos un tributo para que hagas entre ellos y nosotros una muralla? (94).
    Dijo: El poderío que mi Señor me ha dado es mejor. Ayudadme con fuerza física y pondré una barrera entre vosotros y ellos (95).
    Traedme lingotes de hierro. Y cuando hubo nivelado las dos vertientes de la montaña dijo: Soplad. Y una vez que había hecho fuego dijo: Traedme cobre fundido para verterlo encima (96).
    Y no pudieron escalarla ni hacerle ningún socavón (97).
    Dijo: Esto es una misericordia de mi Señor, pero cuando la promesa’ de mi Señor llegue, la reducirá a polvo; la promesa de mi Señor es verdadera (98).
    Y ese día dejaremos que unos se mezclen con otros, se soplará en el cuerno y los reuniremos a todos (99).
    Y ese día mostraremos Yahannam a los injustos sin reserva (100).
    Esos cuyos ojos estaban velados en relación a Mi recuerdo y no podían prestar atención (101).
    ¿Acaso los incrédulos creen que pueden tomar a siervos Míos como protectores fuera de Mí? Realmente hemos preparado Yahannam como hospedaje para los incrédulos (102).
    Di: ¿Queréis saber quienes serán los más perdedores por sus obras? (103).
    Aquellos cuyo celo por la vida del mundo los extravió mientras pensaban que hacían el bien con lo que hacían (104).
    Esos serán los que habían negado los signos de su Señor y el encuentro con El, sus obras se hicieron inútiles y el Día del Levantamiento no tendrán ningún peso (105).
    Esta será su recompensa: Yahannam, a causa de lo que negaron y por haber tomado Mis signos y Mis mensajeros a burla (106).
    Es cierto que los que creen y llevan a cabo las acciones de rectitud tendrán como hospedaje el Jardín del Firdaus (107).
    Allí serán inmortales y no desearán ningún cambio de situación (108).
    Di: Si el mar fuera la tinta para la palabras de mi Señor, se agotaría antes de que las palabras de mi Señor se acabaran, incluso si trajéramos otro tanto (109).
    Di: No soy mas que un ser humano como vosotros, me ha sido inspirado que vuestro dios es un Dios Unico; así pues, el que espere el encuentro con su Señor que. actúe con rectitud y que al adorar a su Señor no Le asocie a nadie (110).

Comentarios

Trozos escogidos