• Virtudes del Corán


Sura Los aliados (Al-Ahzáb)
Jeque / Ali Alhuthaify

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    ¡Profeta! Teme a Allah y no obedezcas a los incrédulos ni a los hipócritas, realmente Allah es Conocedor, Sabio (1).
    Sigue lo que se te inspira procedente de tu Señor, es cierto que Allah está perfectamente informado de lo que hacéis (2).
    Y abandónate en Allah, Allah basta como Protector (3).
    Allah no puso dos corazones en el interior del hombre, ni hizo que vuestras esposas repudiadas fueran vuestras madres, ni que vuestros hijos adoptivos fueran hijos vuestros. Esas son las palabras que salen de vuestras bocas, pero Allah dice la verdad y muestra el camino (4).
    Es más justo ante Allah que (a vuestros hijos adoptivos).
    los llaméis con los nombres de sus padres, pero si no conocierais a sus padres... Son vuestros hermanos en la Creencia y vuestros compañeros. No tenéis culpa en aquello que hagáis por error sino en el propósito de vuestro corazón. Allah es Perdonador, Compasivo (5).
    El Profeta, para los creyentes, está antes que ellos mismos; y sus esposas son madres para ellos. Y aquéllos a los que les unen lazos de consanguinidad son antes los unos para los otros, en el Libro de Allah, que los demás creyentes y los que emigraron, sin excluir lo que de bien hagáis a vuestros amigos. Esto está escrito en el Libro (6).
    Y cuando hicimos que los profetas aceptaran su compromiso. El tuyo, el de Nuh, el de Ibrahim, el de Musa y el de `Isa, hijo de Maryam. Les hicimos aceptar un compromiso firme (7).
    Para que los veraces respondieran de su veracidad. Para los incrédulos ha preparado un doloroso castigo (8).
    ¡Vosotros que creéis! Recordad la gracia de Allah con vosotros cuando vino a vosotros un ejército y mandamos contra ellos un viento y ejércitos que no veíais. i` Allah ve lo que hacéis (9).
    Cuando os vinieron desde arriba y desde abajo y los ojos se salían de las órbitas, los corazones llegaban hasta la garganta y hacíais suposiciones sobre Allah (10).
    Allí los creyentes fueron puestos a prueba y temblaron intensamente (11).
    Cuando los hipócritas y aquéllos en cuyos corazones hay una enfermedad decían: Lo que Allah y Su Mensajero nos han prometido es un engaño (12).
    Y cuando un grupo de ellos dijo: ¡Gente de Yazrib no tenéis donde estableceros, volveos!. Hubo algunos que pidieron dispensa al Profeta diciendo: Nuestras casas están desnudas. Pero no estaban desnudas, sino que querían huir (13).
    Si les hubieran entrado por los flancos y a continuación les hubieran pedido que renegaran de su creencia, lo habrían hecho sin demasiado reparo (14).
    Y sin embargo antes habían pactado con Allah que no volverían la espalda. El compromiso con Allah puede ser exigido (15).
    Di: Huir no os serviría de nada, si huís de la muerte o de matar; y aún si lo hiciérais, disfrutaríais por poco tiempo (16).
    Di: ¿Quién os protegerá de Allah si El quiere un mal para vosotros o si quiere una misericordia? Fuera de Allah no encontrarán quien los proteja ni quien los defienda (17).
    Allah sabe . quiénes son los que de entre vosotros ponen obstáculos y les dicen a sus hermanos: ¡Venid a nosotros! Y están poco tiempo en combate (18).
    Son . mezquinos con vosotros; y cuando aparece el miedo, los ves que te miran con los ojos dando vueltas como el que está en trance de muerte. Y cuando el miedo se aleja, os hieren con sus afiladas lenguas codiciosos de los bienes. Esos no han creído y Allah ha hecho que sus acciones sean inútiles. Eso es simple para Allah (19).
    No creen que los coligados se hayan marchado. Y si vinieran (de nuevo).
    , ellos desearían estar en el desierto con los beduinos, preguntando las noticias sobre vosotros. Y en caso de estar entre . vosotros combatirían lo mínimo (20).
    Realmente en el Mensajero tenéis un hermoso ejemplo para quien tenga esperanza en Allah y en el Ultimo Día y recuerde mucho a Allah (21).
    Y cuando los creyentes vieron a los coligados, dijeron: Esto es lo que Allah y Su mensajero nos habían prometido. Allah y Su mensajero han dicho la verdad. Y no hizo sino infundirles más creencia y sometimiento (22).
    Entre los creyentes hay hombres que han sido fieles a su compromiso con Allah, algunos han cumplido ya su compromiso y otros esperan sin haber variado en absoluto (23).
    Para que Allah recompense a los veraces por su lealtad y castigue a los hipócritas si quiere o les acepte el arrepentimiento, es cierto que Allah es Perdonador, Compasivo (24).
    Allah ha devuelto a los que se niegan a creer su propio odio; no han conseguido ningún bien. Allah les basta a los creyentes en el combate, Allah es Fuerte, Irresistible (25).
    Hizo bajar de sus fortificaciones a aquéllos de la gente del Libro que les habían ayudado y arrojó el terror en sus corazones. A unos los matasteis y a otros los tomasteis cautivos (26).
    Y os hemos hecho heredar su tierra, casas y riquezas; además de una tierra que aún no habéis pisado. Allah tiene poder sobre todas las cosas (27).
    ¡Profeta! Di a tus esposas: Si queréis la vida del mundo y sus apariencias, venid que os dé algún provecho y os deje ir con toda delicadeza (28).
    Pero si queréis a Allah y a Su mensajero y la morada de la Ultima Vida... Es verdad que Allah ha preparado para aquéllas de vosotras que actúen con rectitud una inmensa recompensa (29).
    ¡Oh mujeres del Profeta! la que de vosotras corneta algún acto evidente de indecencia, le será doblado el castigo. Esto es simple para Allah (30).
    La que de vosotras sea obediente a Allah y a Su mensajero y actúe con rectitud, le daremos su recompensa dos veces y le prepararemos una generosa provisión (31).
    iMujeres del Profeta! No sois como cualquier otra mujer; si tenéis temor (de Allah).
    Así pues no seáis suaves al hablar de manera que aquel en cuyo corazón hay una enfermedad pueda sentir deseo; hablad con palabras adecuadas (32).
    Y permaneced en vuestras casas, no os adornéis con los adornos del tiempo de la ignorancia, estableced el salat y entregad el zakat y obedeced a Allah y a Su mensajero. Allah sólo quiere que se mantega alejado de vosotros lo impuro ¡Oh gente de la casa! Y purificaron totalmente (33).
    Y recordad los signos de Allah y la Sabiduría que se mencionan en vuestras casas; es verdad que Allah es Sutil y está perfectamente informado (34).
    Es verdad que a los musulmanes y a las musulmanas, a los creyentes y a las creyentes, a los obedientes y a las obedientes, a los veraces y a las veraces, a los pacientes y a las pacientes, a los humildes y a las humildes, a los que dan con franqueza y a las que dan con sinceridad, a los que ayunan y a las que ayunan, a los que guardan sus partes íntimas y a las que las guardan y a los que recuerdan mucho a Allah y a las que recuerdan; Allah les ha preparado un perdón y una enorme recompensa (35).
    No corresponde a ningún creyente ni a ninguna creyente elegir 9 elegi Allah y Su mensajero han decidido algún asunto. Quien desobedezca a Allah y a Su mensajero, se habrá extraviado en un extravío indudable (36).
    Y cuando le dijiste a aquel a quien Allah había favorecido y al que tú también habías favorecido: Quédate con tu esposa y teme a Allah, mientras escondías en tu alma, por temor a los hombres, lo que Allah mostraría después, cuando Allah es más digno de ser temido. De manera que cuando Zayd hubo terminado con lo que le unía a ella te la dimos como esposa para que los creyentes no tuvieran ningún impedimento en poder casarse con las mujeres de sus hijos adoptivos, siempre que éstos hubieran terminado lo que les unía a ellas. La orden de Allah es un hecho (37).
    No hay ninguna falta sobre el Profeta en lo que Allah ha hecho preceptivo para él, así ha sido la práctica constante de Allah con los que ya pasaron. El mandato de Allah es un decreto fijado (38).
    Los que transmiten los mensajes de Allah y Le temen, sin temer a nadie excepto a Allah. Y Allah basta para llevar la cuenta (39).
    Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros hombres sino que es el mensajero de Allah y el sello de los profetas. Y Allah es Conocedor de todas las cosas (40).
    ¡Vosotros que creéis! Recordad a Allah invocándolo mucho (41).
    Y glorificadlo mañana y tarde (42).
    El es Quien os bendice, así como Sus ángeles (piden por vosotros).
    para sacaros de las tinieblas a la luz. Y con los creyentes es Compasivo (43).
    El día en que se encuentren con El, el saludo que recibirán será: Paz. Y les habrá preparado una generosa recompensa (44).
    ¡Oh Profeta! Es verdad que te hemos enviado como testigo, anunciador de buenas nuevas y advertidor (45).
    Y para llamar a Allah con Su permiso y como una lámpara luminosa (46).
    Y anuncia a los creyentes la buena noticia de que tendrán procedente de Allah abundante favor (47).
    Y no obedezcas a los incrédulos ni a los hipócritas ni hagas caso de sus ofensas y abandónate en Allah; Allah basta como Protector (48).
    ¡Vosotros que creéis! Cuando desposéis a las creyentes y luego las divorciéis antes de haberlas tocado, no tenéis que contar ningún periodo de espera. Dadles algo de provecho y dejadlas ir con delicadeza (49).
    ¡Profeta! Te hacemos lícitas tus esposas, a las que diste sus correspondientes dotes, y las que tu diestra posea entre las que Allah te haya dado como botín; y las hijas de tus tíos maternos y las de tus tías maternas que hayan emigrado contigo y cualquier mujer creyente que se ofrezca al Profeta, si el Profeta quiere tomarla en matrimonio. Esto es exclusivo para ti, no para los creyentes. Sabemos lo que les hemos hecho preceptivo a ellos en lo referente a sus esposas y las que sus diestras poseen. Para que no haya falta sobre ti. Y Allah es Perdonador, Compasivo (50).
    Deja postergada a la que quieras de ellas y une a ti a la que quieras. Y si deseas alguna que hayas mantenido alejada no hay mal en ello para ti. Esto es más conveniente para que sus ojos se refresquen (se consuelen).
    y no se entristezcan, y estén satisfechas con lo que les des. Allah conoce lo que hay en vuestros corazones. Allah es Conocedor, Indulgente (51).
    Más allá de esto no son lícitas para ti las mujeres, ni que dejes a una de tus esposas para sustituirla por otra, aunque te admire su belleza; a excepción de las que posea tu diestra. Allah está Atento a todas las cosas (52).
    i Vosotros que creéis! No entréis en las habitaciones del Profeta a menos que os dé permiso y os invite a comer, pero no estéis esperando la ocasión. No obstante si sois invitados entrad, y una vez hayáis comido retiraos y no os quedéis hablando con familiaridad; realmente esto importuna al Profeta pero le da vergüenza decíroslo. Sin embargo Allah no se avergüenza de la verdad. Y cuando les pidáis a ellas algún menester, hacedlo desde detrás de una cortina, esto es más puro para vuestros corazones y para los suyos. No es propio de vosotros causar ningún perjuicio al Mensajero de Allah. Y cuando él ya no esté, no os caséis jamás con sus esposas, realmente esto es grave ante Allah (53).
    Tanto si mostráis algo como si lo mantenéis escondido... Allah es Conocedor de todas las cosas (54).
    No hay inconveniente para ellas en cuanto a sus padres, hijos, hermanos, hijos de sus hermanos y de sus hermanas, las mujeres que sean de las suyas y los esclavos que posean. Y que teman a Allah, es cierto que Allah es Testigo de todas las cosas (55).
    Es verdad que Allah y Sus ángeles hacen oración por el Profeta. !Vosotros que creéis! Haced oración por él y saludadlo con un saludo de paz (56).
    Los que ofenden a Allah y a Su mensajero, Allah los maldecirá en esta vida y en la Otra. Ha preparado para ellos un castigo infame (57).
    Y los que ofenden a los creyentes y a las creyentes sin que lo que dicen sea cierto, habrán cargado con una calumnia y un delito indudable (58).
    iProfeta! Di a tus esposas e hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran desde arriba con sus vestidos. Esto es lo más adecuado para que se las reconozca y no se las ofenda. Allah es Perdonador, Compasivo (59).
    Si los hipócritas, los que tienen una enfermedad en el corazón, los tendenciosos de Medina; no dejan su actitud, te daremos poder sobre ellos y luego, no serán vecinos tuyos en ella por mucho tiempo (60).
    Malditos, donde quiera que se dé con ellos serán capturados y matados enérgicamente (61).
    Práctica constante de Allah con los que ya pasaron. Y no encontrarás en el modo de actuar de Allah ningún cambio (62).
    La gente te pregunta acerca de la Hora, di: Su conocimiento está únicamente junto a Allah; pero, quién sabe si la Hora puede estar cerca (63).
    Es cierto que Allah ha maldecido a los incrédulos y les ha preparado un Fuego inflamado (64).
    En él serán para siempre inmortales y no encontrarán quien los proteja o los defienda (65).
    El día en que sus caras sean pasadas por el fuego, dirán: ¡Ojalá y hubiéramos obedecido a Allah y hubiéramos obedecido al Mensajero! (66).
    Y dirán: ¡Señor nuestro! En realidad nosotros obedecimos a nuestros jefes y superiores y fueron ellos los que nos extraviaron del camino (67).
    ¡Señor! Dales a ellos el doble de castigo y maldícelos con una gran maldición (68).
    ¡Vosotros que creéis! No seáis como los que ofendieron a Musa y Allah manifestó su inocencia frente a lo que decían. El tenía ante Allah una posición de mucha estima (69).
    ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y hablad acertadamente (70).
    El hará buenas vuestras acciones y os perdonará las faltas. Y quien obedece a Allah y a Su mensajero ha triunfado con gran éxito (71).
    Es cierto que ofrecimos la’ responsabilidad a los cielos, la tierra y las montañas, pero no quisieron asumirla estremecidos por ello. Sin embargo el hombre la asumió. Realmente él es injusto consigo mismo e ignorante (72).
    Para que Allah castigara a los hipócritas y a las hipócritas y a los asociadores y a las asociadoras y se volviera con Su perdón sobre los creyentes y las creyentes. Y Allah es Perdonador, Compasivo (73).

Comentarios

Trozos escogidos