Noble.tv - Español - Los preceptos detallados (Fúsilat) - Ali Alhuthaify
  • Virtudes del Corán


Sura Los preceptos detallados (Fúsilat)
Jeque / Ali Alhuthaify

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Ha, Mim (1).
    Revelación descendida por el Misericordioso, el Compasivo (2).
    Un libro cuyos signos son un claro discernimiento, que ha sido expresado en una Recitación árabe para gente que sabe (3).
    Es portador de buenas noticias y advertidor, pero la mayoría de ellos se han apartado y no escuchan (4).
    Y dicen: Nuestros corazones están cerrados a lo que nos llamas, en nuestros oídos hay sordera y entre nosotros y tú hay un velo, así pues, actúa en consecuencia, que nosotros también lo haremos (5).
    Di: Yo sólo soy un ser humano como vosotros al que le ha sido inspirado que vuestro dios es un Unico Dios, así pues dirigíos a El sin desviaros y pedidle perdón. Y perdición para los que Le atribuyen asociados (6).
    Los que no dan el zakat y son , incrédulos con respecto a la Ultimó. Vida (7).
    Realmente los que crean y practiquen las acciones de bien, tendrán una recompensa sin interrupción (8).
    Di: ¿Cómo es que os negáis a creer en Aquel que creó la tierra en dos días y Le atribuís semejantes? El es el Señor de los mundos (9).
    Y puso sobre ella cordilleras, la bendijo y repartió con medida sus provisiones, en cuatro días completos, para los que lo quieran saber (10).
    Luego dirigió (Su voluntad).
    al cielo, que era humo, y le dijo junto con la tierra: Venid a Mí de buen grado o a la fuerza; dijeron: Venimos a Ti obedientes (11).
    Y en dos días lo culminó en siete cielos, a cada uno de los cuales Le inspiró su cometido. Hemos embellecido el cielo de este mundo con lámparas y protección; ese es el decreto del Poderoso, el Conocedor (12).
    Pero si se apartan, di: Os he advertido de caer fulminados como cayeron los `Ad y los Zamud (13).
    Cuando antes y después, les llegaron mensajeros diciendo: ¡Adorad únicamente a Allah! Dijeron: Si nuestro Señor quisiera, haría bajar ángeles; así pues nosotros nos negarnos a creer en aquello con lo que habéis sido enviados (14).
    Los `Ad fueron soberbios en~ la tierra sin razón, dijeron: ¿Quién tiene más poderío que nosotros? ¿Es que no veían que Allah, que los había creado, tenía más fuerza y poder que ellos? Negaron . sistemáticamente Nuestros signos (15).
    Entonces enviamos contra ellos un viento gélido a lo largo de días fatales. para que probaran así el castigo de la humillación en esta vida. Sin embargo el castigo de la Ultima será más humillante y nadie los auxilará (16).
    Y a los Zamud les dimos la guía, pero ellos prefirieron la ceguera a la guía y los sorprendimos con un castigo fulminante e ,infame a causa de lo que se habían buscado (17).
    Y salvamos a los que creían y temían (a su Señor).
    (18).
    El día en que reunamos a los enemigos de Allah de cara al fuego, se les conducirá como al ganado (19).
    Y cuando lleguen a él, sus oídos, vista y piel atestiguarán contra ellos por lo que hicieron (20).
    Y le dirán a su piel: ¿Por qué das testimonio en nuestra contra? Dirá: Allah, que hace hablar a todas las cosas, es Quien nos hace hablar. El os creó por primera vez y a El tenéis que volver (21).
    No os guardásteis de que vuestro oído, vuestra vista y vuestra piel iban a dar testimonio contra vosotros y, pensásteis que Allah no sabría gran parte de lo que hacíais (22).
    Y eso que pensásteis sobre vuestro Señor os ha llevado a la ruina y os habéis convertido en perdedores (23).
    Y aunque tengan paciencia... el Fuego será el refugio para ellos. Y si piden disculpas no serán disculpados (24).
    Les habíamos asignado compañeros inseparables que les embellecieron lo que tenían ante ellos y lo que había de venir, y así fue como la Palabra se hizo realidad en su contra, como ya ocurriera con las comunidades anteriores de genios y de hombres. Fueron, en verdad, perdedores (25).
    Y dicen los que se niegan a creer: no escuchéis esta Recitación, intentad desviar de ella la atención y puede que venzáis (26).
    A los que se niegan a creer les haremos probar un durísimo castigo y les pagaremos por lo peor que hayan hecho (27).
    Esa es la recompensa de los enemigos de Allah: el Fuego. En él tendrán la morada de la eternidad como recompensa por haber negado Nuestros signos (28).
    Y dirán los que se negaron a creer: ¡Señor nuestro! Muéstranos a aquellos genios y hombres que nos extraviaron para que los pongamos bajo nuestros pies ’y queden entre los más bajos (29).
    Realmente los que hayan dicho: Mi Señor es Allah y hayan sido rectos, los ángeles descenderán a ellos: No temáis ni os entristezcáis y alegraos con la buena nueva del Jardín que se os había prometido (30).
    Somos vuestros protectores en esta vida y en la Ultima, allí tendréis lo que deseen vuestras almas y todo cuanto pidáis (31).
    Hospedaje de un Perdonador, Compasivo (32).
    ¿Y qué mejor palabra que la de aquel que llama (a los demás).
    a Allah, obra con rectitud y dice: Yo soy de los musulmanes? (33).
    No son iguales la bondad y la maldad; responde con la mejor actitud y aquel con el que tenías enemistad será un amigo ardiente (34).
    Pero esto no lo consiguen sino los que tienen paciencia, no lo consigue sino el dotado de una suerte inmensa (35).
    Y si te solivianta una tentación procedente del Shaytán pide refugio en Allah; es cierto que El es el que oye y el que sabe (36).
    Entre Sus signos están la noche y el día, el sol y la luna. No os postréis ni ante el sol ni ante la luna sino postraos ante Allah que es Quien los ha creado, si sólo a El lo adoráis (37).
    Y si muestran soberbia... aquéllos que están junto a tu Señor Lo glorifican noche y día y no se hastían (38).
    Y entre Sus signos está cuando ves la tierra humillada y entonces hacemos que caiga agua sobre ella, con la que se estremece y se hincha; realmente Aquel que le da vida es Quien dará vida a los muertos; es verdad que El tiene poder sobre todas las cosas (39).
    Es cierto que aquéllos que se apartan de Nuestros signos no se Nos ocultan. ¿Acaso alguien que va a ser arrojado al Fuego es mejor que quien se presente a salvo el Día del Levantamiento? Haced lo que queráis; El ve lo que hacéis (40).
    Es cierto que los que se han negado a creer en el Recuerdo cuando les ha llegado... Es un libro sin igual (41).
    Al que no le afecta la falsedad por ningún lado. Y es una revelación cuyo descenso procede de uno que es Sabio, y en Sí mismo Alabado (42).
    No se te ha dicho sino lo que se dijo a los mensajeros anteriores a ti, realmente tu Señor es Poseedor de perdón, pero también de un doloroso castigo (43).
    Y si hubiéramos hecho que fuera una Recitación en lengua no árabe, habrían dicho: ¿Por qué no se han expresado con claridad sus signos (aleyas)?.
    ¿No es árabe siendo él árabe? Di: Para los que creen es una guía y una cura, pero los que no creen tienen sordera en sus oídos y es una ceguera para ellos, es como si los llamaran desde muy lejos (44).
    Y en verdad le dimos a Musa el Libro y hubo diferencias sobre él. De no haber sido por una palabra previa de tu Señor se habría decidido entre ellos, que dudaban de él con desconfianza (45).
    Quien obre con rectitud lo hará en su propio bien, y quien obre mal lo hará en contra de sí mismo; tu Señor no es injusto con los siervos (46).
    A El se remite el conocimiento de la Hora. No hay fruto que salga de su envoltura, ni hembra que quede preñada ni que dé a luz, que no sea con Su conocimiento. El día en que se les llame: ¿Dónde están los que asociábais conmigo? Dirán: Te anunciamos que no tenemos ningún testigo (47).
    Se les habrá extraviado aquello que antes invocaban y sabrán con certeza que no habrá escapatoria para ellos (48).
    El hombre no se cansa de pedir lo bueno, pero si el mal le toca se queda abatido, desesperado (49).
    Y si después del daño que le tocó le hacemos probar una misericordia de Nuestra parte, dice: Esto es cosa mía, no creo que la Hora vaya a llegar y aún en el caso de que volviera a mi Señor, sin duda que tendría junto a El lo más hermoso. Les haremos saber a los que se negaron a creer lo que hicieron y les haremos gustar parte de un duro castigo (50).
    Y cuando favorecemos al hombre, éste se desentiende y se aleja con arrogancia, pero cuando le toca algún daño se vuelve muy suplicante (51).
    Di: ¿Que me diríais si procediera de junto a Allah y vosotros os hubiérais negado a creer en él? ¿Quién está más extraviado que quien se encuentra en una profunda oposición? (52).
    Les haremos ver Nuestros signos en el horizonte y en ellos mismos hasta que se les haga evidente que es la verdad. ¿Es que no basta con que tu Señor es Testigo de todas las cosas? (53).
    ¿Acaso no ponen en duda el encuentro con su Señor? ¿Y no rodea El todas las cosas? (54).

Comentarios

app android

Trozos escogidos