Noble.tv - Español - Las mujeres (An-Nisá) - Adel Alkalbaany
  • Virtudes del Corán


Sura Las mujeres (An-Nisá)
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    iHombres! Temed a vuestro Señor que os creó a partir de un solo ser, creando de él a su pareja y generando a partir de ambos muchos hombres y mujeres. Y temed a Allah, por Quien os pedís unos a otros, y respetad los lazos de sangre. Realmente Allah os está observando (1).
    Dad a los huérfanos los bienes que sean suyos. y no pongáis lo malo en lugar de lo bueno. No os aprovechéis de sus bienes juntándolos a los vuestros, porque eso sería una grave injusticia (2).
    Y si teméis no ser justos con los• huérfanos... Casaos entonces, de entre las mujeres que sean buenas para vosotros, con dos, tres o cuatro; pero si os teméis no ser equitativos ... entonces con una sólo o las que posea vuestra diestra. Esto se acerca más a que no; /os apartéis de la equidad (3).
    Dad a las mujeres la dote correspondiente de buen grado; pero si renuncian voluntariamente a parte de ella en vuestro favor, disfrutadlo con provecho (4).
    No déis a los incapaces la riqueza que Allah ha dispuesto para vuestro mantenimiento. Alimentadlos con ella, vestidlos y habladles con palabras convenientes (5).
    Examinad a los huérfanos y cuando hayan alcanzado la edad del matrimonio, si encontráis en ellos sensatez y rectitud, entregadles sus bienes. No los malgastéis incurriendo en delito y adelantándoos a que se hagan mayores. El que sea rico que se abstenga de ellos, y el pobre que gaste según lo reconocido. Y cuando les entreguéis sus bienes, pedidles que lo testifiquen. Allah basta para tomar cuenta (de las acciones).
    (6).
    A los hombres les pertenece una parte de lo que dejen los padres y los parientes, y a las mujeres les pertenece una parte de lo que dejen los padres y los parientes sea poco o mucho. Es una parte preceptiva (7).
    Y si en la partición están presentes parientes, huérfanos y pobres, dadles algo de ello como sustento y habladles con palabras convenientes. (8).
    Y que tengan el mismo cuidado que tendrían si fueran a dejar tras de sí una descendencia débil. Que teman a Allah y digan palabras acertadas (9).
    Es cierto que quienes se coman los bienes de los huérfanos injustamente, estarán llenando sus vientres de fuego y entrarán en un Fuego abrasador (10).
    Allah os prescribe acerca de (la herencia de).
    vuestros hijos: al varón le corresponde la misma parte que a dos hembras. Si éstos son dos o más mujeres, les corresponde dos tercios de lo que se deje, y si es una sola le corresponde la mitad. Y a los padres les corresponde, a cada uno de ellos, un sexto de lo que deje si tiene algún hijo; pero si no tiene ninguno y son sus padres los herederos, entonces a su madre le corresponderá un tercio. Y si tiene hermanos, a su madre, le corresponde un sexto, una vez se hayan descontado los legados que deje o las deudas. Vuestros padres y vuestros hijos, no sabéis cual de ellos os beneficia más de cerca. Es un precepto de Allah, es cierto que Allah es Conocedor y Sabio (11).
    Y a vosotros os corresponde la mitad de lo que dejen vuestras esposas, si no tuvieran hijos; pero si los tuvieran, entonces os corresponde un cuarto de lo que dejen, una vez se haya cumplido cualquier legado que hayan dispuesto o el pago de alguna deuda. Y a ellas les corresponde un cuarto de lo que dejéis si no tuviérais ningún hijo; pero si lo tuviérais, entonces una octava parte de lo que dejéis, una vez se hayan cumplido los legados que hayáis testado y pagado las deudas que tuviérais. Y si un hombre o una mujer, de los que se puede heredar, muere y no tiene ni padres ni hijos, pero sí un hermano o hermana, entonces a cada uno le corresponde la sexta parte. Y si fueran más, habrían de compartir un tercio; una vez cumplidos los legados que hubiera dispuesto y pagadas las deudas que tuviera, sin perjuicio de nadie. Esto es un mandamiento de Allah, y Allah es Conocedor, Sabio (12).
    Estos son los límites establecidos por Allah. Quien obedezca a Allah y a Sú Mensajero, El le hará entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos donde serán inmortales. Ese es el gran triunfo (13).
    Y quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero y traspase Sus límites, le hará entrar en un Fuego en el que será inmortal y tendrá un castigo denigrante (14).
    Aquellas de vuestras mujeres que se presenten con una indecencia, buscad cuatro testigos de entre vosotros, y si dan testimonio contra ellas, retenedlas en las casas hasta que la muerte se las lleve o Allah les dé una salida (15).
    Y a aquellos dos de vosotros que la cometan, maltratadlos, pero si se arrepienten y se corrigen, dejadlos; es cierto que Allah acepta el arrepentimiento y es Compasivo (16).
    Allah se compromete a aceptar el arrepentimiento sólo en favor de aquéllos que hacen el mal ,.por ignorancia y luego, al poco, se vuelven atrás arrepentidos. A ésos Allah les devuelve Su favor; Allah es siempre Conocedor y Sabio (17).
    Pero no se les aceptará el arrepentimiento a los que habiendo llevado a cabo malas acciones, cuando se les presente la muerte digan: "Ahora me arrepiento"; ni a los que mueran siendo incrédulos. Para ésos hemos preparado un castigo doloroso (18).
    i Vosotros que creéis! No os está permitido heredar las mujeres por la fuerza ni que les pongáis impedimentos para llevaros parte de lo que les dísteis; excepto que hayan cometido un acto probado de indecencia. Convivid con ellas según lo reconocido, y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allah ha puesto mucho bien (19).
    Y si queréis cambiar de esposa y le habéis dado una gran dote, no toméis nada de ello. ¿Seréis capaces de hacerlo con falsedad y cometiendo un delito evidente? (20).
    ¿Y cómo podríais hacerlo después de haber tenido intimidad el uno con el otro y habiendo recibido ellas un compromiso firme por vuestra parte? (21).
    Y no os caséis con aquéllas mujeres con las que vuestros padres hayan estado casados, con la excepción de lo que ya esté hecho. Ciertamente es algo indecente y detestable, y un mal camino (22).
    Se os prohiben vuestras madres, hijas, hermanas, tías paternas, tías maternas, las hijas de vuestro hermano, las hijas de vuestra hermana, vuestras madres de leche que os amamantaron, vuestras hermanas de leche, las madres de vuestras esposas y las hijastras que estén bajo vuestra protección, que sean hijas de mujeres que hayáis tenido y con las que hayáis llegado a cohabitar, porque si son de mujeres que habéis tenido con las que no habéis cohabitado, entonces no hay inconveniente. Y las esposas de vuestros hijos de sangre, así como que estéis casados con dos hermanas a un tiempo, a excepción de lo que ya esté hecho. Es cierto que Allah es Perdonador y Compasivo (23).
    Y las mujeres casadas, a excepción de las que posea vuestra diestra. Es una prescripción de Allah para vosotros. Aparte de esto se os permite que busquéis (esposas).
    con vuestros bienes como hombres honrados, no como fornicadores. Y puesto que gozáis de ellas, dadles la dote como está mandado; y más allá de este mandato, no incurrís en falta en lo que hagáis de mutuo acuerdo. Es cierto que Allah es Conocedor, Sabio (24).
    Y el que de vosotros no tenga medios suficientes para casarse con mujeres libres creyentes, que lo haga con esclavas creyentes que poseáis. Allah conoce mejor vuestra creencia. Unos procedéis de otros. Casaos pues con ellas con el permiso de sus familias y dadles lo que les corresponde tal y como está establecido, como a mujeres decentes, no como si fueran fornicadoras o de las que toman amantes. Y una vez estén en la protección del matrimonio, si cometen un acto de indecencia, tendrán la mitad del castigo que las mujeres libres. Esto es válido para quien de vosotros tema caer. en la fornicación. Pero es mejor para vosotros que tengáis paciencia. Allah es Perdonador y Compasivo (25).
    Allah quiere aclararos y mostraros los modelos de conducta de los que os precedieron para que os sirvan de guía. Y quiere volverse a vosotros con Su favor. Allah es Conocedor y Sabio (26).
    Y Allah quiere volverse a vosotros con Su favor pero los que siguen los apetitos quieren que caigáis en una gran desviación (27).
    Allah quiere aliviaros, ya que el hombre fue creado débil (28).
    ¡Vosotros que creéis! No os apropiéis de los bienes de otros por medio de falsedad, sino a través de transacciones que os satisfagan mutuamente. Y no os matéis a vosotros mismos pues Allah es siempre Compasivo con vosotros (29).
    Quien haga esto, transgrediendo y siendo injusto, le haremos entrar’ en un Fuego. Y eso es fácil para Allah (30).
    Si evitáis las faltas graves que os hemos prohibido, os cubriremos vuestras malas acciones y os haremos entrar por una entrada noble (31).
    No ansiéis aquello con lo que Allah ha favorecido a unos sobre otros. Los hombres tendrán una parte de lo que se hayan ganado y las mujeres tendrán una parte de lo que se hayan ganado. Pedidle a Allah Su favor. Realmente Allah es Conocedor de 1. todas las cosas (32).
    Para todos hemos establecido beneficiarios de lo que dejan los padres y los parientes próximos. Y a aquellos con los que hicisteis anteriormente algún pacto jurado, dadles su parte. Allah es Testigo de todas las cosas (33).
    Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas).
    gastan de sus riquezas. Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar. Pero aquellas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allah es siempre Excelso, Grande (34).
    Y si teméis una ruptura entre ambos, nombrad un árbitro de la familia de él y otro de la familia de ella. Y si quieren reconciliarse, Allah propiciará su reconciliación. Es cierto que Allah es Quien sabe y conoce lo más recóndito (35).
    Adorad a Allah sin asociar nada con El y haced el bien a vuestros padres, así como a los parientes, a los huérfanos, á los pobres, a los vecinos próximos, a los vecinos distantes, al compañero, al viajero y a los esclavos que poseáis. Es cierto que Allah no ama a los engreídos y jactanciosos, (36).
    (ésos).
    que son avaros, mandan a los hombres la avaricia y ocultan lo que, de Su favor, Allah les ha dado. Hemos preparado para los incrédulos un castigo denigrante (37).
    Los que dan de sus bienes por aparentar ante la gente, pero no creen en Allah ni en el Ultimo Día. Quien tenga al Shaytán cómo compañero, iqué mal compañero! (38).
    ¿Qué les costaría creer en Allah y en el Ultimo Día y dar de lo que Allah les ha proveído? Allah los conoce bien (39).
    Allah no es injusto ni en el peso de lo más pequeño, y cualquier buena acción la multiplicará, por Su parte, con una enorme recompensa (40).
    ZY qué pasará cuando traigamos a un testigo de cada comunidad y te traigamos a ti como testigo sobre éstos? (41).
    Ese día, los que se negaron a creer y desobedecieron al Mensajero, desearán que se los trague la tierra, y no le ocultarán a Allah una sola palabra (42).
    ¡Vosotros que creéis! No os acerquéis al salat ébrios, hasta que no sepáis lo que decís; ni impuros —salvo que estéis de paso— hasta que no os lavéis. Y si estáis enfermos o de viaje o viene alguno de vosotros de hacer sus necesidades o habéis tenido relación con las mujeres y no encontráis agua, procuraos tierra limpia y pasáosla por la cara y las manos. Es cierto que Allah es Indulgente, Perdonador (43).
    ¿No has visto a los que recibieron una parte del Libro cómo compran el extravío y quieren que te extravíes del camino? (44).
    Pero Allah conoce mejor a vuestros enemigos. Allah es Suficiente Aliado y Suficiente Defensor (45).
    Algunos de los que practican el judaísmo tergiversan las palabras y dicen : ¡Oímos y desobedecemos! ¡Oye pero no entiendas! ¡Raina! Dándole un doble sentido con sus lenguas y ofendiendo la práctica de Adoración. Si dijeran: ¡Oímos y obedecemos! ¡Oye! ¡Míranos! Sería mejor para ellos y más justo; pero Allah los maldice por su incredulidad. Son pocos los que creen (46).
    ¡Vosotros que habéis recibido el Libro! ¡Creed en lo que hemos hecho descender, que es una confirmación de lo que ya teníais, antes de que os borremos las facciones de la cara y la pongamos del revés u os maldigamos como maldijimos a la gente del sábado. El mandato de Allah está hecho (47).
    Es cierto que Allah no perdona que se Le asocie con nada, pero, fuera de eso, perdona a quien quiere. Y quien atribuya asociados a Allah, habrá forjado una falsedad incurriendo en un enorme delito... (48).
    ¿No has visto a los que se consideran a sí mismos puros? Sin embargo Allah purifica a quien quiere. No se les hará ni una brizna de injusticia (49).
    Mira cómo inventan mentiras sobre Allah. No hace falta un delito más evidente (50).
    ¿Acaso no has visto a los que se les dió parte del Libro cómo creen en al-Yibt y al-Tagut y dicen de los que niegan la creencia: estos tienen mejor guía en su camino que los que creen? (51).
    A ésos Allah los ha maldecido y al que Allah maldice no encontrarás quien le auxilie (52).
    ¿Es que acaso poseen algo de la Soberanía? Si fuera así, no les darían a los hombres ni un hueso de dátil (53).
    ¿0, por el contrario, sienten envidia de los hombres por lo que Allah les ha dado de Su favor? A los descendientes de Ibrahim les dimos el Libro y la Sabiduría y les dimos un gran dominio (54).
    Entre ellos, algunos creen en él y otros se apartan. Yahannam les bastará como fuego abrasador (55).
    A los que sě hayan negado a creer en Nuestros signos, los arrojaremos a un Fuego, y cada vez que les queme la piel, se la cambiaremos por otra, para que prueben el castigo. Allah es siempre Irresistible, Sabio (56).
    Y a los que creen y practican las acciones de bien, les haremos entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos; allí serán inmortales para siempre, tendrán esposas puras y les pondremos al amparo de una apacible umbría (57).
    Allah os ordena devolver los depósitos a sus dueños y que cuando juzguéis entre los hombres lo hagáis con justicia. ¡Que bueno es aquello a lo que Allah os exhorta! Es cierto que Allah es Quien oye y Quien ve (58).
    ¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah; obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad. Y si disputáis sobre algo, remitidlo a Allah y al Mensajero, si creéis en Allah y en el Ultimo Día. Esto es preferible y tiene mejor resultado (59).
    ¿No has visto a los que dicen creer en lo que se te ha hecho descender y en lo que se hizo descender antes de ti? Quieren recurrir a ese impostor a pesar de que se les ha ordenado no creer en él. El Shaytán quiere que se pierdan en un lejano extravío (60).
    Y cuando se les dice: Venid a lo que Allah ha hecho descender y al Mensajero, ves a los hipócritas rehuirte con desdén (61).
    ¿Qué harán cuando les ocurra una desgracia a causa de lo que sus manos presentan? Luego vendrán a ti jurando por Allah: sólo queríamos el bien y la concordia (62).
    De ésos Allah sabe lo que tienen en el corazón. Así pues, mantente apartado de ellos, adviérteles y diles sobre sí mismos palabras que les lleguen (63).
    Y no hemos enviado a ningún mensajero sino para que fuera obedecido con el permiso de Allah. Si después de haber sido injustos consigo mismos hubieran venido a ti, hubieran pedido perdón a Allah y" hubiera pedido el Mensajero perdón por ellos, habrían encontrado a Allah Favorable hacia ellos, Compasivo (64).
    Pero no, por tu Señor que no creerán hasta que no te acepten como árbitro en todo lo que sea motivo de litigio entre ellos y luego no encuentren en sí mismos nada que les impida aceptar lo que decidas y se sometan por completo (65).
    Si les hubiéramos ordenado que se mataran o que abandonaran sus casas, sólo unos pocos lo habrían hecho. Pero hubiera sido mejor para ellos haber hecho aquello a lo que se les exhortó y hubiera sido una afirmación más fuerte (66).
    De ser así les hubiéramos dado por Nuestra parte una enorme recompensa (67).
    y los habríamos guiado por un camino recto (68).
    Quien obedezca a Allah y al Mensajero, ésos estarán junto a los que Allah ha favorecido: los profetas, los veraces, los que murieron dando testimonio y los justos. iY qué excelentes compañeros! (69).
    Ese es el favor de Allah. Allah basta como Conocedor (70).
    !Vosotros que creéis! Tomad vuestras precauciones y salid a combatir en grupos o todos juntos (71).
    Entre vosotros hay quien se queda atrás, y si os ocurre algún percance dice: Allah me ha agraciado por no haber estado allí con ellos (72).
    Pero si os llega un favor de Allah seguro que dirá, como si ningún afecto os uniera : ¡Ay de mí! Si hubiera estado con ellos habría logrado un gran triunfo (73).
    Que combatan en el camino de Allah aquéllos que dan la vida de este mundo a cambio de la otra. Y a quien combata en el camino de Allah, ya muera o resulte victorioso, le daremos una enorme recompensa (74).
    ¿Y cómo es que no combatís en el camino de Allah, mientras esos hombres, mujeres y niños oprimidos, dicen: ¡Señor nuestro! Sácanos de esta ciudad cuyas gentes son injustas y danos, procedente de Ti, un protector y un auxiliador? (75).
    Los que creen, combaten en el camino de Allah, y los que se niegan a creer, combaten en el camino del Rebelde. ¡Combatid a los aliados del Shaytán! Ciertamente la trampa del Shaytán es débil (76).
    ¿No has visto a los que se les dijo: Contened vuestras manos, estableced el salat y entregad el zakat? Y cuando se les mandó combatir, algunos de ellos, temieron a los hombres como se teme a Allah o aún más y dijeron: ¡Señor nuestro! ¿Por qué nos mandas combatir? ¿.Y si nos dieras un pequeño plazo? Di: La posesión en disfrute de esta vida es poca cosa; la Ultima Vida es mejor para quien es temeroso. No se os hará ni una brizna de injusticia (77).
    Dondequiera que estéis, incluso si estáis en torres fortificadas, os alcanzará la muerte. Si les ocurre algo bueno dicen: Esto viene de Allah, pero si les ocurre algo malo, dicen: Esto viene de ti. Di: Todo viene de Allah. ¿Qué le pasa a esta gente que apenas comprende lo que se les dice? (78).
    Lo bueno que te ocurre viene de Allah y lo malo, de ti mismo. Te hemos enviado a los hombres como Mensajero y Allah basta como Testigo (79).
    Quien obedece al Mensajero está obedeciendo a Allah. Y quien le da la espalda... No te hemos enviado a ellos para que seas su guardián (80).
    Y dicen: Obediencia. Pero cuando se alejan de ti, hay un grupo de ellos que trama por la noche en contra de lo que dices. Pero Allah escribe lo que traman, así pues, apártate de ellos y confíate a Allah, Allah basta como Protector (81).
    1,Es que no han reparado én el Corán? Si procediera de otro que Allah, hallarían en él muchas contradicciones (82).
    Y cuando les llega algún rumor que puede afectar a la seguridad o infundir miedo, lo propagan. Si lo remitieran al Mensajero o a los que entre ellos tienen mando, lo sabrían los que de ellos están en condiciones de hacer averiguaciones. Y si no fuera por el favor que recibís de Allah y por Su misericordia, todos, salvo unos pocos, seguiríais al Shaytán (83).
    Combate en el camino de Allah, no te exijas sino a ti mismo y anima a los reyentes; uede ser que Allah detenga la violencia de los que se niegan a creer. Y Allah tiene más violencia y Su castigo es más intenso (84).
    Quien interceda por otro para bien tendrá lo que le corresponda de ello y quien lo haga para mal, tendrá lo que le corresponda de ello. Allah le da a cada cosa lo que le corresponde (85).
    Y cuando os dirijan un saludo, corresponded con uno mejor que él o simplemente devolvedlo, es cierto que Allah tiene en cuenta todas las cosas (86).
    Allah, no hay dios sino El. Os reunirá para el Día del Levantamiento, del cual no hay duda. ¿Y quién tiene una palabra más verídica que Allah? (87).
    ¿Por qué os dividís en dos grupos con respecto a los hipócritas? Allah los ha devuelto a su condición primera a causa de lo que se han ganado. ¿Es que pretendéis guiar a quien Allah ha extraviado? No encontrarás camino para quien Allah ha extraviado (88).
    Quisieran que renegáseis como ellos han renegado y que fuéseis iguales. No los toméis corno amigos aliados hasta que ’no hayan emigrado en el camino de Allah. Y si se desentienden, atrapadlos y matadlos donde . quiera que los encontréis y no toméis aliado ni auxiliar de entre ellos (89).
    A excepción de aquéllos que se unan a una gente con la que tengáis algún pacto o vengan a vosotros con el pecho encogido por tener que combatir contra vosotros o contra su gente. Si Allah hubiera querido les habría dado poder sobre vosotros y os habrían combatido. Y si se retiran y no os combaten y os ofrecen la paz...Allah no os da ningún medio de ir contra ellos (90).
    Encontraréis a otros que quieren estar a salvo de vosotros y a salvo de su gente; cada vez que vuelven a la discordia, caen más profundamente en ella. Pero si no os dejan y os ofrecen la paz y detienen sus manos... Atrapadlos y matadlos dondequiera que los encontréis. Os hemos dado sobre ellos una autoridad evidente (91).
    No es de creyentes que uno mate a otro, a menos que sea por error. Y quien matare a un creyente por error, deberá poner en libertad a un esclavo creyente y pagar el precio de sangre a su familia, a menos que ésta se lo perdone por generosidad. Y si perteneciera a una gente enemiga vuestra pero fuera creyente, o si fuera de una gente con la que tenéis algún pacto, pagad el precio de sangre a su gente y poned en libertad a un esclavo que sea creyente. Y quien no encuentre manera de hacerlo, que ayune dos meses consecutivos como reparación aceptable pqr Allah. Allah es Conocedor, Sabio (92).
    Y aquel que mate a un creyente intencionadamente, tendrá como recompensa Yahannam donde será inmortal. Sobre él caerá la ira de Allah, que lo maldecirá y le preparará un castigo inmenso (93).
    ¡Vosotros que creéis! Cuando salgáis de expedición en el camino de Allah, distinguid con claridad y no digáis a quien os ofrezca la rendición: "Tú no eres creyente", buscando con ello lo que la vida del mundo ofrece; pues junto a Allah hay muchos botines. Así érais también vosotros antes y Allah os favoreció, de modo que aseguraos bien. Es cierto que Allah conoce hasta lo más recóndito de lo que hacéis (94).
    No son iguales los creyentes, que sin estar impedidos, permanecen pasivos y los que luchan en el camino de Allah con sus bienes y personas. Allah ha dado un grado de preferencia a los que luchan con sus bienes y personas sobre los pasivos. A ambos les ha prometido lo más hermoso, pero ha favorecido a los que luchan sobre los que se quedan pasivos con una enorme recompensa (95).
    Grados procedentes de El, perdón y misericordia. Y Allah es Perdonador, Compasivo (96).
    A los que se lleven los ángeles habiendo sido injustos consigo mismos les dirán: ¿En qué se os fue la vida? Responderán: Estábamos oprimidos en la tierra. Les dirán: ¿Acaso no era la tierra de Allah lo suficientemente extensa como para emigrar? Esos tendrán por morada Yahannam. ¡Qué mal fin! (97).
    A menos que se trate de hombres, mujeres y niños imposibilitados, que carezcan de recursos y no sepan cómo hacerlo (98).
    A éstos Allah los disculpa. Allah es Indulgente, Perdonador (99).
    Quien emigre en el camino de Allah encontrará en la tierra muchos lugares donde refugiarse y holgura. Al que habiendo dejado su casa para emigrar por Allah y Su Mensajero, le sorprenda la muerte, tiene la recompensa asegurada por Allah. Allah es siempre Perdonador y Compasivo (100).
    Y cuando salgáis de expedición por la tierra no hay inconveniente en que acortéis el salat, así como cuando temáis que os ataquen los que se niegan a creer. Es cierto que los incrédulos son para vosotros enemigos declarados (101).
    Y cuando estés con ellos y les dirijas el salat, que una parte permenezca en pie contigo llevando sus armas, y mientras se hacen las postraciones, que permanezcan (los demás).
    detrás de vosotros; luego que venga la parte que no haya rezado y lo, hagan contigo tomando precauciones y estando armados. Los que se niegan a creer querrían que os descuidárais de vuestras armas y pertrechos para así poder caer sobre vosotros en una sola carga. No cometéis falta si cuando os moleste la lluvia o estéis enfermos, dejáis las armas, pero tomad precauciones. Es cierto que Allah ha preparado para los incrédulos un castigo denigrante (102).
    Y cuando hayáis concluido el salat invocad a Allah de pie, sentados y acostados. Y cuando estéis fuera de peligro estableced el salat; ciertamente el salat es para los creyentes, un precepto en tiempos determinados (103).
    No flaqueéis en perseguir a esa gente. Si os resulta doloroso, también lo es para ellos, pero vosotros esperáis de Allah lo que ellos no esperan. Y Allah es Conocedor, Sabio (104).
    Es cierto que hicimos que te descendiera el Libro con la verdad para que juzgaras entre los hombres con lo que Allah te hace ver. No defiendas a los traidores (105).
    Pide perdón a Allah,ciertamente Allah es Perdonador, Compasivo (106).
    Y no defiendas a los que se traicionaron a sí mismos, la verdad es que Allah no ama a quien es traidor y malvado (107).
    Quieren esconderse de los hombres pero no pueden esconderse de Allah; El está con ellos cuando, de noche, traman lo que no Le complace. Allah rodea lo que hacen (108).
    ¿Acaso vais a ser vosotros quienes los defiendan en esta vida? ¿Y quién los defenderá ante Allah el Día del Levantamiento o quién será su guardián? (109).
    Quien haga un mal o sea injusto consigo mismo y luego pida perdón a Allah, encontrará a Allah Perdonador y Compasivo (110).
    Quien contraiga una maldad, lo hará contra sí mismo; Allah és Conocedor y Sabio (111).
    Y quien contraiga una falta o un delito y luego acuse de ello a un inocente, habrá cargado con una calumnia y con un delito evidente (112).
    Si no fuera por el favor de Allah para contigo y por Su misericordia... Un grupo de ellos se había propuesto extraviarte, pero sólo se extraviarán a sí mismos y no te perjudicarán en nada. Allah hizo descender sobre ti el Libro y la Sabiduría y te enseñó lo que no sabías. El favor de Allah para contigo ha sido inmenso (113).
    Muchas de sus conversaciones secretas no encierran ningún bien. Pero no es así quien manda dar con generosidad, actuar según lo reconocido o reconciliar a los hombres. A quien haga esto, buscando el beneplácito de Allah, le daremos una recompensa enorme (114).
    Y quien se oponga al Mensajero después de haberle sido aclarada la guía y siga otro camino que el de los creyentes, lo dejaremos con lo que ha elegido y lo arrojaremos a Yahannam. iQué mal fin! (115).
    Es cierto que Allah no perdona que se Le asocie con nada. Sin embargo, aparte de esto, perdona a quien quiere. Quien asocie algo con Allah, se habrá perdido en un lejano extravío (116).
    En vez de El, sólo invocan a hembras y a un demonio rebelde (117).
    Allah lo maldijo y él contestó: Tomaré para mí a una determinada parte de Tus siervos (118).
    Y en verdad que los extraviaré, les haré tener falsas esperanzas, los instigaré y harán cortes en las orejas del ganado, y los instigaré, y cambiarán la creación de Allah. Y quien tome al Shaytán por amigo aliado, en vez de a Allah, habrá: caído en una clara perdición (119).
    Les promete y les hace tener falsas esperanzas, pero todo lo que el Shaytán les promete no es sino engaño (120).
    Esos . tendrán como morada Yahannam y no encontrarán ninguna salida de él (121).
    A los que creen y practican las acciones de bien, les haremos fácil entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos; allí serán inmortales para siempre. Promesa verdadera de Allah. ¿Y quién es más veraz que Allah en Su palabra? (122).
    No se hará según vuestros deseos ni según los deseos de la gente del Libro. Quien haga un mal será pagado por ello y no encontrarás para. él, aparte de Allah, nadie que lo proteja ni lo defienda (123).
    Y quien haga acciones de bien, sea varón o hembra, y sea creyente... esos entrarán en el Jardín y no se les hará ni una brizna de injusticia (124).
    ¿Y quién . es mejor en su práctica de Adoración que aquel que ha sometido su rostro a Allah, hace el bien y sigue la religión de Ibrahim como hanif? Y Allah tomó a Ibrahim como amigo íntimo (125).
    De Allah es cuanto hay en los cielos y en la tierra. Allah rodea todas las cosas (126).
    Te piden que dictamines en lo` referente a las mujeres. Di: Allah os dictamina sobre ellas, como lo que se os dice en el Libro acerca de las huérfanas con las que deseáis casaros y a las que no dáis lo que está prescrito que les deis. Y sobre los niños que están indefensos. Y sobre que tratéis a los huérfanos con justicia. El bien que hagáis, realmente Allah lo conoce (127).
    Y si una mujer teme que su marido incumpla el deber conyugal o la rehuya, no hay falta para ambos si llegan a un acuerdo de reconciliación. La reconciliación es un bien. La codicia está presente en las almas, pero si hacéis el bien y sois temerosos... Es cierto que Allah conoce hasta lo más recóndito de lo que hacéis (128).
    No podréis ser equitativos con las mujeres aunque lo intentéis, pero no os inclinéis del todo dejando a la otra como si estuviera suspensa en el aire. Si rectificáis y sois temerosos... Es verdad que Allah es Perdonador y Compasivo (129).
    Y si se separan, Allah los enriquecerá a ambos con parte de Su holgura; Allah es Espléndido, Sabio (130).
    De Allah es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. Encomendamos a los que recibieron el Libro antes que vosotros, como os hemos encomendado a vosotros mismos, que temiérais a Allah, pero si dejáis de creer... De Allah es cuanto hay en los cielos y en la tierra. Allah es Rico y en Sí mismo alabado (131).
    De Allah es lo que hay en los cielos y en la tierra; Allah basta como Guardián (132).
    Si quiere, ¡hombres!, os suprimirá y traerá a otros; Allah tiene poder sobre todas las cosas (133).
    Quien quiera lo que esta vida ofrece... junto a Allah está la recompensa de esta vida y la de la Ultima. Allah es Quien oye y Quien ve (134).
    i Vosotros que creéis! Sed firmes en establecer la justicia dando testimonio por Allah, aunque vaya en contra de vosotros mismos o de vuestros padres o parientes más próximos, tanto si son ricos como si son pobres; Allah es antes que ellos. No sigáis los deseos para que así podáis ser justos. Y si dais falso testimonio u os apartáis... Es cierto que Allah conoce hasta lo más recóndito de lo que hacéis (135).
    ¡Vosotros que creéis! Creed eri Allah y en Su Mensajero así como en el Libro que se le ha hecho descender a Su Mensajero y en el Libro que se hizo descender antes. Quien niegue la creencia en Allah, en Sus ángeles, en Sus libros, en Sus mensajeros y en el Ultimo Día, se habrá alejado en un gran extravío (136).
    Es verdad que a quienes creyeron y luego renegaron, y después volvieron a creer y renegaron de nuevo, siendo mayor aún su incredulidad, Allah no los perdonará ni les mostrará ningún camino (137).
    Anuncia a los hipócritas que hay un castigo doloroso para ellos (138).
    Esos que toman como aliados a los incrédulos, en vez de a los creyentes. ¿Acaso buscan el poder junto a ellos? Lo cierto es que el poder pertenece por entero a Allah (139).
    Ya se os reveló en el Libro que cuando oyérais los signos de Allah y viérais cómo ellos los negaban y se burlaban, no os sentárais en su compañía hasta que no hubieran entrado en otra conversación; pues en verdad que si lo hiciérais, seríais iguales que ellos. Es cierto que Allah reunirá a los hipócritas y a los incrédulos, todos juntos, en Yahannam (140).
    Esos que están al acecho de lo que os pasa y cuando obtenéis una victoria procedente de Allah, dicen: ¿Acaso no estábamos con vosotros? Pero si los incrédulos logran algún triunfo parcial, les dicen: ¿Acaso no estábais a nuestra merced y os hemos defendido contra los creyentes? Allah juzgará entre ellos el Día del Levantamiento. Allah no dará a los incrédulos ninguna posibilidad contra los creyentes (141).
    Los hipócritas pretenden engañar a Allah, pero es El quien los engaña. Cuando se disponen a hacer el salat, se levantan perezosos y lo hacen para que los demás los vean. Apenas si se acuerdan de Allah (142).
    Vacilantes entre una cosa y otra, no están ni con unos ni con otros. A quien Allah extravía no encontrarás manera de encaminarlo (143).
    !Vosotros que creéis! No toméis por aliados a los incrédulos en vez de a los creyentes. ¿Es que queréis dar a Allah una prueba clara contra vosotros? (144).
    Verdaderamente los hipócritas estarán en el nivel más bajo del Fuego y no encontrarán quien los defienda (145).
    Excepto los que se vuelvan atrás arrepentidos, rectifiquen, se aferren a Allah y dediquen sinceramente a Allah su práctica de Adoración... Esos están con los creyentes y Allah dará a los creyentes una gran recompensa (146).
    ¿Qué ganaría Allah cona castigaros si sois agradecidos y creéis? Allah es Agradecido y Conocedor (147).
    Allah no ama que se refiera ningún mal en público, a no ser que lo haga alguien que haya sido objeto de injusticia. Allah es Quien oye y Quien sabe (148).
    Pero una buena acción, tanto si la ponéis de manifiesto como . si la ocultáis, o un mal que perdonéis... Allah es Indulgente y Poderoso (149).
    Aquéllos que niegan a Allah y a Sus mensajeros y quieren hacer distinción entre Allah y Sus mensajeros; y dicen: Creemos en unos pero no creemos en otros; queriendo tomar un camino intermedio (150).
    Esos son los verdaderos incrédulos. Y hemos preparado para los incrédulos un castigo denigrante (151).
    Y a los que creen en Allah y en Sus mensajeros sin hacer distinciones entre ellos, a ésos se les dará su recompensa. Allah es Perdonador y Compasivo (152).
    La gente del Libro te pedirá que hagas descender para ellos un libro del cielo. Ya le pidieron a Musa cosas mayores; le dijeron: Haz que veamos a Allah directamente, y el rayo los fulminó por su injusticia. Luego tomaron el becerro a pesar de haberles llegado las evidencias. Se lo perdonamos y le dimos a Musa una autoridad clara (153).
    Y les pusimos el monte por encima para hacerles aceptar la Alianza y les dijimos: Entrad por la puerta con la cabeza inclinada. Y les dijimos: No dejéis de cumplir con el sábado. Y les hicimos aceptar un firme compromiso (154).
    Por haber roto su compromiso, por haber negado los signos de Allah, por haber matado a profetas sin derecho alguno y por haber dicho: Nuestros corazones están cerrados. Pero no es así; sino que Allah les ha sellado el corazón a causa de su incredulidad y son pocos los que creen (155).
    Y por su incredulidad y haber dicho contra Maryam una calumnia enorme (156).
    Y por haber dicho: Nosotros matamos al Ungido, hijo de Maryam, mensajero de Allah. Pero, aunque así lo creyeron, no lo mataron ni lo crucificaron. Y los que discrepan sobre él, tienen dudas y no tienen ningún conocimiento de lo que pasó, sólo siguen conjeturas. Pues con toda certeza que no lo mataron (157).
    Sino que Allah lo elevó hacia Sí, Allah es Poderoso y Sabio (158).
    Y entre la gente del Libro no hay nadie que, antes de su muerte, no vaya a creer en él. Y el Día del Levantamiento él dará testimonio de ellos (159).
    Y a los judíos, por su propia injusticia y por lo mucho que se desviaron del camino de Allah, les prohibimos cosas buenas que antes les estaban permitidas (160).
    Y por haber adoptado la usura que ya les estaba prohibida, y haber usurpado los bienes de los hombres con falsedad. Hemos preparado para los que de ellos hayan caído en la incredulidad un castigo doloroso (161).
    No obstante a los que de ellos están afianzados en el conocimiento, a los que creen en lo que te ha descendido a ti y en lo que descendió antes de ti, a los que establecen el salat, dan el zakat y creen en Allah y en el Ultimo Día; a ésos les daremos una gran recompensa (162).
    Es verdad que te hemos inspirado al igual que inspiramos a Nuh y a los profetas anteriores a él. Y también le inspiramos a Ibrahim, Isma`il, Ishaq, Ya`qub, las Tribus, `Isa, Ayyub, Yunus y Sulayman. Y a Daud, al que le dimos los Salmos (163).
    Hay mensajeros de los que te hemos referido y mensajeros de los que no te hemos contado nada. Y a Musa le habló Allah directamente (164).
    Mensajeros portadores de buenas noticias y de advertencias, para que así los hombres, después de su venida, no tuvieran ningún argumento frente Allah. Allah es Poderoso y Sabio (165).
    Sin embargo, Allah atestigua que lo que te ha hecho descender, ha sido con Su conocimiento y los ángeles dan testimonio de ello. Y Allah basta como testigo (166).
    Es cierto que los que se niegan a creer y desvían del camino de Allah, se han alejado en un profundo extravío (167).
    A los que se niegan a creer y son injustos, Allah no los perdonará ni los guiará a ningún camino (168).
    Que no sea el camino de Yahannam, donde serán inmortales para siempre (169).
    Y eso es simple para Allah (169).
    !Hombres! Ha llegado a vosotros el . Mensajero con la verdad de vuestro Señor, así pues, es mejor para vosotros que creáis. Pero si no lo hacéis... Lo cierto es que de Allah es cuanto hay en los cielos y en la tierra. Y Allah es Conocedor, Sabio (170).
    ¡Gente del Libro! No saquéis las cosas de quicio en vuestra práctica de Adoración ni digáis sobre Allah nada que no sea la verdad. Ciertamente el Ungido, hijo de Maryam, es el mensajero de Allah, Su palabra depositada en Maryam y un espíritu procedente de El. Creed, pues, en Allah y en Su Mensajero y no digáis tres; es mejor para vosotros que desistáis. La verdad es que Allah es un Dios Unico. ¡Está muy por encima en Su gloria de tener un hijo! Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. Y Allah basta como Guardián (171).
    El Ungido no desprecia ser un siervo de Allah ni los ángeles que están cerca (de El).
    Pero aquel que desprecie adorarle y se llene de soberbia... Todos van a ser reunidos para volver a El (172).
    En cuanto a los que creen y practican las acciones de bien, se les pagará debidamente su recompensa y El les aumentará Su favor. Pero a los que desprecien y sean soberbios, los castigará con un dolóroso castigo y no encontrarán, fuera de Allah, ni quien los proteja ni quien los defienda (173).
    ¡Hombres! Os ha llegado una prueba de vuestro Señor y hemos hecho que descendiera para vosotros una luz clara (174).
    Los que crean en Allah y se aferren a El... entrarán bajo Su benevolencia y favor y les mostrará la guía de un camino recto (175).
    Te piden que dictamines. Di: Allah os da un juicio sobre el caso en que no se tengan ni padres ni hijos. Si alguien muere sin dejar hijos, pero tiene una hermana, a ella le corresponderá la mitad de lo que deje. Y si son dos, les corresponderán dos tercios de lo que deje; y si hay hermanos, varones y hembras, entonces a cada varón le corresponderá la parte de dos hembras. Allah os aclara para que no os extraviéis. Allah es Conocedor de todas las cosas (176).

Comentarios

app android

Trozos escogidos