• Virtudes del Corán


Sura La luz (An-Nur)
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Es una sura que hemos hecho descender, haciendo de ella un precepto y revelando en ella signos claros para que podáis recorder (1).
    A la fornicadora y al fornicador, dadle a cada uno de ellos cien azotes y si creéis en Allah y en el Ultimo Día, que no se apodere de vosotros ninguna compasión por ellos que os impida cumplir el juicio de Allah. Y que estén presentes siendo testigos de su castigo un grupo de creyentes (2).
    Un hombre que haya fornicado sólo habrá podido hacerlo con una fornicadora o con una asociadora y una mujer que haya fornicado sólo habrá podido hacerlo con un fornicador o un asociador. Y esto es ilícito para los creyentes (3).
    Y a los que acusen a las mujeres honradas sin aportar seguidamente cuatro testigos, dadles ochenta azotes y nunca más aceptéis su testimonio. Esos son los descarriados (4).
    A excepción de los que se retracten después de haberlo hecho y rectifiquen, pues en verdad Allah es Perdonador y Compasivo (5).
    Y los que acusen a sus esposas sin tener más testigos que ellos mismos, deberán jurar cuatro veces por Allah que dicen la verdad (6).
    Y una quinta pidiendo que caiga la maldición de Allah sobre él si miente (7).
    Y ella quedará libre de castigo si atestigua cuatro veces por Allah que él está mintiendo (8).
    Y una quinta pidiendo que la ira de Allah caiga sobre ella si él dice la verdad (9).
    Si no fuera por el favor de Allah para con vosotros y por Su misericordia y porque Allah se vuelve al siervo y es Sabio... (10).
    En verdad los que vinieron con esa calumnia son un grupo de vosotros, no lo consideréis un mal para vosotros, por el contrario es un bien. Cada uno de ellos tendrá la parte de delito que haya adquirido y el que de ellos es reponsable de lo más grave tendrá un castigo inmenso (11).
    ¿Por qué los creyentes y las creyentes, cuando lo oísteis, no pensaron bien por sí mismos y dijeron: Está bien claro que es una calumnia? (12).
    ¿Por qué no trajeron cuatro testigos de ello? Puesto que no pudieron traer ningún testigo, ésos son ante Allah los mentirosos (13).
    De no haber sido por el favor de Allah sobre vosotros y por Su misericordia en esta vida y en la Otra, os habría alcanzado un inmenso castigo por haberos enredado en murmuraciones (14).
    Cuando lo tomábais unos de otros con vuestras lenguas diciendo ,por vuestra boca algo de lo que no teníais conocimiento y lo considerábais poca cosa cuando ante Allah era grave (15).
    ¿Por qué cuando lo escuchásteis no dijisteis: no es propio de nosotros hablar de esto? i Gloria a Ti! Esto es una enorme calumnia (16).
    Allah os exhorta a que no volváis jamás a algo parecido si sois creyentes(17).
    Y Allah os hace claros los signos, y Allah es Conocedor y Sabio (18).
    Verdaderamente aquéllos de entre los que creen que aman que se propague la indecencia, tendrán un castigo doloroso en esta vida y en la Otra. Allah sabe y vosotros no sabéis (19).
    Y si no fuera por el favor de Allah con vosotros y por Su misericordia y porque Allah es Clemente y Compasivo... (20).
    i Vosotros que creéis! No sigáis los pasos del Shaytán. Y quien siga los pasos del Shaytán, el sólo manda la indecencia y lo reprobable. De no haber sido por el favor de Allah con vosotros y por Su misericordia ninguno de vosotros se habría purificado jamás; pero Allah purifica a quien quiere. Y Allah es Quien oye y Quien sabe (21).
    Y que no juren, los que de vosotros tengan de sobra y estén holgados, dejar de dar a los parientes, a los pobres y a los emigrados en el/ camino de Allah; sino que perdonen y lo pasen por alto. ¿No os gusta que os perdone a vosotros? Allah es Perdonador y Compasivo (22).
    En verdad los que acusan a las mujeres creyentes, recatadas y faltas de malicia, serán malditos en esta vida y en la Otra y tendrán un enorme castigo (23).
    El día en que su lengua, manos y pies den testimonio contra ellos de lo que hicieron, (24).
    ese día, Allah les pagará su verdadera cuenta y sabrán que Allah es la Verdad evidente (25).
    Las malas para los malos y los malos para las malas. Y las buenas para los buenos y los buenos para las buenas. Esos están libres de lo que digan, tendrán perdón y una generosa provision (26).
    i Vosotros que creéis! No entréis en casas ajenas sin antes haber pedido permiso y haber saludado a su gente. Eso es mejor para vosotros, para que podáis recapacitar (27).
    Y si no encontráis a nadie en ellas no entréis hasta que no se os dé permiso. Y si os dicen: Volveos, hacedlo; eso es más puro para vosotros. Allah sabe lo que hacéis (28).
    No incurrís en falta si entráis en casas deshabitadas en las que haya algún provecho para vosotros . Allah sabe lo que mostráis y lo que ocultáis (29).
    Di a los creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, eso es más puro para ellos. Es cierto que Allah sabe perfectamente lo que hacen (30).
    Y di a las creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, y que no muestren sus atractivos a excepción de los que sean externos; y que se dejen caer el tocado sobre el escote y no muestren sus atractivos excepto a sus maridos, padres, padres de sus maridos, hijos, hijos de sus maridos, hermanos, hijos de sus hermanos, hijos de sus hermanas, sus mujeres, los esclavos que posean, los hombres subordinados carentes de instinto sexual o los niños a los que aún no se les haya desvelado la desnudez de la mujer. Y que al andar no pisen golpeando los pies para que no se reconozcan adornos que lleven escondidos. Y volveos a Allah todos, oh creyentes, para que podáis tener éxito (31).
    Y casad a vuestros solteros y a vuestros esclavos y esclavas que sean rectos. Si son pobres, Allah les’ enriquecerá con Su favor. Allah es Magnánimo, Conocedor (32).
    Pero los que no encuentren medios para casarse que se abstengan hasta que Allah les enriquezca con Su favor. Y los esclavos que tengáis que deseen la escritura de emancipación, si sabéis que en ellos hay bien, concedédsela. Y dadles algo de la riqueza que Allah os dió. No obliguéis a vuestras esclavas a prostituirse en contra de su deseo de ser honradas, persiguiendo lo que ofrece la vida de este mundo. Pero si (les ocurre que).
    son forzadas... es cierto que Allah, una vez que hayan sido forzadas, es Perdonador, Compasivo (33).
    Y es verdad que hemos hecho que descendieran para vosotros signos clarificadores y ejemplos de quienes hubo antes de vosotros, así como una exhortación para los que tienen temor (de Allah).
    (34).
    Allah es la luz de los cielos y la tierra. Su luz es como una hornacina en la que hay una lámpara; la lámpara está dentro de un vidrio y el vidrio es como un astro radiante. Se enciende gracias a un árbol bendito, un olivo que no es ni oriental ni occidental, cuyo aceite casi alumbra sin que lo toque el fuego. Luz sobre luz. Allah guía hacia Su luz a quien quiere. Allah llama la atención de los hombres con ejemplos y Allah conoce todas las cosas (35).
    En casas que Allah ha permitido que se levanten y se recuerde en ellas Su nombre y en las que Le glorifican mañana y tarde (36).
    hombres a los que ni el negocio ni el comercio les distraen del recuerdo de Allah, de establecer el salat y de entregar el zakat. Temen un día en el que los corazones y la vista se desencajen (37).
    Para que Allah les recompense por lo mejor que hayan hecho y les incremente Su favor. Allah provee a quien quiere fuera de cálculo (38).
    Y los que se niegan a creer, sus acciones son como un espejismo en un llano; el sediento cree que es agua hasta que al llegar a él no encuentra nada, pero sí encontrará a Allah junto a él que le retribuirá la cuenta que le corresponda. Allah es Rápido en llevar la cuenta (39).
    0 son como tinieblas en un mar profundo al que cubren olas sobre las que hay otras olas que a su vez están cubiertas por nubes. Tinieblas sobre tinieblas. Cuando saca la mano apenas la ve. A quien Allah no le da luz, no tendrá ninguna luz (40).
    ZEs que no ves que a Allah Lo glorifican cuantos están en los cielos y en la tierra, así como las aves con sus alas desplegadas en el aire? Cada uno conoce su propia oración y su forma de glorificar. Allah sabe lo que hacen (41).
    De Allah es la soberanía de los cielos y de la tierra, hacia El hay que volver (42).
    ¿Acaso no ves que Allah empuja las nubes y las acumula en capas y ves la lluvia salir de sus entrañas y hace que del cielo, de montañas que en él hay, caiga granizo con el que daña a quien quiere y del que libra a quien quiere? El fulgor de su relámpago casi los deja sin vista (43).
    Allah hace que se alternen la noche y el día, es cierto que en esto hay un motivo de reflexión para los que tienen vision (44).
    Y Allah creó todo ser vivo a partir de agua; y de ellos unos caminan arrastrándose sobre su vientre, otros sobre dos patas y otros sobre cuatro; Allah crea lo que quiere, es cierto que Allah tiene poder sobre todas las cosas (45).
    Es verdad que hemos hecho descender signos claros, pero Allah guía a quien quiere hacia el camino recto (46).
    Y dicen: Creemos en Allah y en el Mensajero y obedecemos. Pero luego, después de haberlo dicho, una parte de ellos se desentiende. Esos no son los creyentes (47).
    Y cuando se les llama a Allah y a Su mensajero para que juzgue entre ellos, hay una parte que se aleja (48).
    Pero si tuvieran ellos la razón vendrían dóciles a él (49).
    ¿Es que tienen una enfermedad en el corazón o acaso sienten recelo o temor de que Allah y Su mensajero les opriman? Por el contrario, ellos son los injustos (50).
    Lo que dicen los creyentes cuando se les llama a Allah y a Su mensajero para que juzgue entre ellos, es: Oímos y obedecemos. Y ésos son los que cosechan éxito (51).
    Quien obedece a Allah y a Su mensajero y tiene temor de Allah... Esos son los triunfadores (52).
    Y juran por Allah con los más solemnes juramentos que si tú lo ordenas saldrán (a luchar en el camino de Allah).
    Di: No juréis, obedeced como es debido. Realmente Allah está perfectamente informado de lo que hacéis (53).
    Di: Obedeced a Allah y obedeced al Mensajero. Pero si os apartáis, a él sólo se le pedirán cuentas de aquello que se le ha encomendado, así como se os pedirán a vosotros de lo que se os ha encomendado. Y si le obedecéis, seréis guiados. Al mensajero no le corresponde sino transmitir con claridad (54).
    Allah les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las. acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de Adoración que tienen, que es la que El ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad. Me adorarán sin asociarme nada. Quien reniegue después de eso... Esos son los descarriados (55).
    Y estableced el salat, entregad el zakat y obedeced al Mensajero para que se os pueda dar misericordia (56).
    No pienses que los que se niegan a creer podrán escapar en la tierra, su refugio es el Fuego. ¡Qué mal lugar de vuelta! (57).
    ¡Vosotros que creéis! Que aquéllos que poseen vuestras diestras y Los que de vosotros no hayan llegado a la pubertad os pidan permiso en tres ocasiones: antes de la oración del alba, cuando al mediodía aligeráis vuestros vestidos y después de la oración de la noche, pues son tres momentos de intimidad que tenéis; fuera de ellos no hay falta si os frecuentáis unos a otros. Así es como os aclara Allah Sus signos. Y Allah es Conocedor y Sabio (58).
    Pero cuando vuestros niños hayan alcanzado la pubertad, que pidan permiso como lo han hecho siempre sus antecesores. Así os aclara Allah Sus signos; y Allah es Conocedor, Sabio (59).
    Y las mujeres que hayan llegado a la menopausia y ya no esperan casarse, no hay inconveniente en que relajen su vestimenta sin pretender dejar al descubierto ningún atractivo. Y que se abstengan es mejor para ellas. Allah es Quien oye y Quien sabe (60).
    No hay inconveniente para el ciego, el lisiado o el enfermo, ni para ninguno de vosotros en que comáis de lo que haya en vuestras casas, o en las de vuestros padres, o en las de vuestras madres, o en las de vuestros tíos paternos, o en las de vuestras tías paternas, o en la de vuestros tíos maternos, o de las de vuestras tías maternas, o en aquéllas de vuestros amigos cuyas llaves poseáis. No hay inconveniente en que comáis juntos o por separado. Pero cuando entréis en las casas saludaos con un saludo de Allah, bendito y bueno. Así es como os aclara Allah los signos para que podáis comprender (61).
    Realmente los creyentes son los que creen en Allah y en Su mensajero y, son aquéllos que cuando están con él por algo que los ha reunido no se retiran sin antes pedirle permiso. Los que te piden permiso son los que creen en Allah y en Su mensajero. Y cuando te pidan permiso para algo que les afecte, concédeselo a quien de ellos quieras y pide perdón a Allah por ellos; verdaderamente Allah es Perdonador, Compasivo (62).
    No llaméis al Mensajero como os llamáis entre vosotros. Allah conoce a quienes de ellos se retiran con disimulo. Que se guarden los que se oponen a Su mandato de que no les venga una prueba o un castigo doloroso (63).
    . ¿Acaso no es de Allah cuanto hay en los cielos y en la tierra? El sabe aquello en lo que estáis. Y el día en que volváis a El, os hará saber lo que hayáis hecho. Y Allah es Conocedor de cada cosa (64).

Comentarios

app android

Trozos escogidos