• Virtudes del Corán


Sura Saba
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Las alabanzas a Allah a Quien pertenece cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. Suya es la alabanza en la Ultima Vida y El es el Sabio, el Conocedor de lo más recóndito (1).
    Sabe lo que entra en la tierra y lo que sale de ella, lo que baja desde el cielo y lo que a él asciende. El es el Compasivo, el Perdonador (2).
    Y dicen los que se niegan a creer: La Hora no va a llegarnos. Di: Si,/por mi Señor que os llegará. El es el Conocedor del No-visto. No se Le escapa el peso de una brizna ni en los cielos ni en la tierra, ni hay nada que sea menor o mayor que ello que no esté en un Libro explícito (3).
    Para recompensar a los que hayan creído y practicado las acciones de bien. Esos tendrán perdón y una provisión generosa (4).
    Y los que se esfuerzan en eliminar Nuestros signos pensando que se saldrán con la suya, ésos tendrán un castigo de doloroso tormento (5).
    Los que recibieron el conocimiento ven que lo que se te ha hecho descender procedente de tu Señor es la verdad y la guía al camino del Poderoso, el Dignó de alabanza (6).
    Y dicen los que se niegan a creer: ¿Queréis que os enseñemos a un hombre que os anuncia que cuando os hayáis quedado reducidos a polvo seréis creados de nuevo? (7).
    ¿Se ha inventado una mentira sobre Allah o es acaso un poseso? Pero no, los que no creen en la Ultima Vida estarán en el castigo y en el extravío profundo (8).
    ¿Es que no se fijan en el cielo y en la tierra que tienen delante y detrás? Si quisiéramos haríamos que se los tragara la tierra o haríamos caer sobre ellos un trozo de cielo; realmente en eso hay un signo para todo siervo que recurre (a su Señor).
    (9).
    Y. así fue como dimos a Daud una gracia procedente de Nos: ¡Montañas, acompañad su glorificación, y las aves también! E hicimos el hierro blando para él (10).
    ¡Haz cotas de malla dándoles su justa proporción! ¡Y obrad con rectitud!, pues es cierto que veo lo que hacéis (11).
    Y a Sulayman (le subordinamos).
    el viento, que en una mañana hacía el recorrido de un. mes y en una tarde el de otro. E hicimos que manara para él un manantial de cobre fundido. Y había genios que trabajaban para él con permiso de su Señor. Y a quien de ellos se apartara de ’Nuestro mandato le haríamos gustar el castigo del Sa`ir (12).
    Hacían . para él lo que . quería: Templos escalonados, estatuas, jofainas como aljibes y marmitas que no sé podían mover. ¡Familia de Daud! ¡Obrad con agradecimiento! Son pocos Mis siervos agradecidos (13).
    Y cuando decretamos que muriera, lo único que les hizo darse cuenta de su muerte fue que el bicho de la tierra carcomió su cetro; y así, cuando cayó, se les hizo claro a los genios, que si hubieran conocido el No-visto no habrían permanecido en, el denigrante castigo (14).
    Realmente la gente de Saba tenía un signo en donde habitaba: Dos jardines a ambos lados: derecha e izquierda. i Comed de la provisión de vuestro Señor y agradecedle! Es una buena tierra y El es un Señor Indulgente (15).
    Pero se desviaron y enviamos contra ellos la inundación del dique y convertimos, los dos jardines en otros con arbustos espinosos y- amargos, tamariscos y algún azufaifo (16).
    Así les pagamos por haber sido desagradecidos. ¿Acaso recibe ese pago alguien que no sea ingrato? (17).
    Habíamos dispuesto entre ellos y las ciudades que habíamos bendecido, ciudades conectadas entre sí de manera que las etapas del viaje venían a la medida. i Viajad a salvo, a través de ellas, de noche y de día! (18).
    Pero dijeron: ¡Señor nuestro! Haz las distancias de nuestros viajes más largas. Y fueron injustos consigo mismos. Los convertimos en relato de la gente e hicimos que se dispersaran completamente. Es cierto que en eso hay signos para todo el que sea paciente, agradecido (19).
    Y así fue que Iblis confirmó en ellos su convicción y le siguieron con la excepción de un grupo de creyentes (20).
    Pero no tenía ningún poder sobre ellos, sólo fue para que distinguiéramos a quien creía en la Ultima Vida de quien estaba en duda sobre ella. Tu Señor está Atento a todas las cosas (21).
    Di: ¡Llamad a los que afirmáis aparte de Allah! No tienen el más mínimo dominio ni en los cielos ni en la tierra, ni tienen participación alguna; ni El tiene entre ellos ningún ayudante (22).
    No habrá intercesión que valga ante El excepto la de quien El autorice. Y cuando el miedo se haya ido de sus corazones y se digan: ¿Qué dice vuestro Señor? Dirán: La verdad. Y El es el Excelso, el Grande (23).
    Di: ¿Quién os da la provisión desde los cielos y la tierra? Di: Allah. Y necesariamente uno de los dos, o nosotros o vosotros, está guiado; mientras que los otros están en un claro extravío (24).
    Di: No se os preguntará sobre lo que nos hayamos ganado ni a nosotros se nos preguntará por lo que hayáis hecho (25).
    Di: Nuestro Señor nos reunirá y luego juzgará entre vosotros con la verdad, El es el Juez clarificador, elConocedor (26).
    Di: Mostradme aquéllos asociados que habéis atribuido. Pero no, El es el Inigualable, el Sabio (27).
    Y no te hemos enviado sino como anunciador de buenas noticias y advertidor para todos los hombres; sin embargo la mayor parte de los hombres no sabe (28).
    Y dicen: ¿Cuándo se cumplirá esta promesa si es verdad lo que decís? (29).
    Di: Tenéis una cita un día del que no podréis retrasar o adelantar una sola hora (30).
    Y dicen los que se niegan a creer: No creeremos en esta Recitación ni en lo que había antes. Pero si pudieras ver a los injustos cuando estén de pie ante su Señor haciéndose mutuos reproches. Dirán los que se dejaron llevar a los que fueron soberbios: De no haber sido por vosotros habríamos sido creyentes (31).
    Y dirán los que fueron soberbios a los que se dejaron llevar: ¿Cómo es que nosotros os desviamos de la guía después de haberos llegado? Por el contrario, fuisteis de los que hacen el mal (32).
    Y dirán los que se dejaron llevar a quienes fueron soberbios: No, era una maquinación de día y de noche para ordenarnos que no creyéramos en Allah y que Le atribuyéramos semejantes. Y mostrarán el arrepentimiento al ver el castigo. Pondremos argollas en los cuellos de los que se niegan a creer. ¿Acaso se les pagará por algo que no sea lo que hayan hecho? (33).
    No hemos enviado a ninguna ciudad un advertidor sin que los que en ella se habían entregado a la vida fácil. no. dijeran: Nos negamos a creer aquello con lo que se os envía (34).
    Y dijeran: Nosotros tenemos más riquezas e hijos y no vamos a ser castigados (35).
    Di: Es cierto que mi Señor le hace extensa la provisión a quien quiere y se la restringe (a quien quiere).
    ; sin embargo la mayor parte de los hombres no sabe (36).
    Y no son ni vuestras riquezas ni vuestros hijos lo que os dará proximidad a Nos; sino creer y actuar con rectitud. Esos tendrán, por lo que hicieron, una recompensa doblada y estarán a salvo en las altas Estancias (37).
    Y aquéllos que se empeñan en eliminar Nuestros signos pensando que lo lograrán, ésos comparecerán en el castigo (38).
    Di: Es cierto que mi Señor le da extensa provisión a quien quiere de Sus siervos y (también).
    la restringe. Cualquier cosa que gastéis, El os dará algo a cambio y El es el mejor en proveer (39).
    El día en que los reunamos a todos y luego les digamos a los ángeles: ¿Era a vosotros a quienes éstos adoraban? (40).
    Dirán: Gloria a Ti, Tú eres nuestro Protector, no ellos. Por el contrario adoraban a los genios y la mayoría tenían fe en ellos (41).
    Y hoy no podéis ni peijudicaros ni beneficiaros unos a otros. Diremos a los que hayan sido injustos: ¡Gustad el castigo del Fuego cuya realidad negábais! (42).
    Y cuando se les recitan Nuestros signos claros, dicen: ¿Quién es éste mas que un hombre que quiere apartaros de lo que vuestros padres adoraban? Y dicen: Esto no es mas que una mentira inventada. Y dicen los que se han negado a creer en la verdad cuando les ha llegado: Esto no es mas que pura magia (43).
    Y sin embargo antes de ti no les hemos dado ningún libro del que poder aprender ni les hemos enviado ningún advertidor (44).
    Los que hubo antes de ellos negaron la verdad y ellos no han llegado a tener ni la décima parte de lo que les dimos a aquéllos. Desmintieron a Mis mensajeros, y cómo fue Mi reprobación (45).
    Di: Sólo os exhorto a una cosa: Que os lo propongáis por Allah, en pares o de uno en uno, y reflexionéis: Vuestro compañero no es un poseso sino que es alguien que viene a advertiros de un terrible castigo (46).
    Di: Lo que os pueda pedir como recompensa que sea para vosotros, pues mi recompensa sólo incumbe a Allah y El es Testigo de todas las cosas (47).
    Di: Es cierto que mi Señor impone la verdad, El tiene perfecto conocimiento de las cosas que no están a la vista (48).
    Di: La Verdad ha venido y lo falso no puede dar comienzo a nada ni repetirlo (49).
    Di: Si me extravío, sólo lo haré en perjuicio propio y si me guío es gracias a lo que .mi Señor me ha inspirado; es cierto que El es Quien oye y Quien está cercano (50).
    Si vieras cuando, sin escapatoria, huyan asustados y .sean agarrados desde un lugar próximo... (51).
    Y digan: Creemos en él. Pero ¿cómo podrán acometerlo, fuera de lugar, tan lejos? (52).
    Antes se negaron a creer en él y hacían conjeturas sobre lo desconocido desde una posición remota (53).
    Y se les cerró el paso a lo que deseaban, al igual que se hizo anteriormente con los de su clase; realmente estaban indecisos en la duda (54).

Comentarios

app android

Trozos escogidos