Noble.tv - Español - Originador (Fatr) - Adel Alkalbaany
  • Virtudes del Corán


Sura Originador (Fatr)
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Las alabanzas a Allah que dió comienzo a los cielos y a la tierra e hizo que hubiera ángeles mensajeros, con alas dobles, triples y cuádruples. El añade a la creación lo que quiere, es cierto que tiene poder sobre todas las cosas (1).
    La misericordia que Allah dispensa para los hombres no hay quien la impida y la que El retiene no hay, después de El, quien la libere. El es el Irresistible, el Sabio (2).
    !Hombres! Recordad la merced de Allah con vosotros. ¿Hay, aparte de Allah, algún creador que os dé provisión desde el cielo y la tierra? No hay dios sino El. ¿Cómo pues inventáis? (3).
    Y si te dicen que es mentira, ya fueron tachados de mentirosos mensajeros anteriores a ti. Pero a Allah vuelven todas las cosas (4).
    !Hombres! Es cierto que la promesa de Allah es verdadera, que no os seduzca la vida del mundo ni os engañe . el seductor apartándoos de Allah (5).
    Realmente el Shaytán es enemigo vuestro, tomadlo como tal. El sólo llama a los de su partido a que sean los compañeros del Sa`ir (6).
    Los que se niegan a creer tendrán un durísimo castigo; pero los que creen y practican las acciones de bien tendrán perdón y una gran recompensa (7).
    ¿Pero cómo va a ser aquel a quien la maldad de sus acciones le haya sido disfrazada de hermosura...? Es cierto que Allah extravía a quien quiere y guía a quien quiere. Que tu alma no se consuma en lamentaciones por ellos;. verdaderamente Allah sabe lo que hacen (8).
    Allah es Quien envía los vientos que mueven las nubes; entonces las conducimos a una región muerta y así, a través de ellas, devolvernos la vida a la tierra después de su muerte. Así será el Resurgimiento (9).
    Quien quiera el poder... Todo el poder pertenece a Allah. Hasta El sube la buena palabra y la acción recta la eleva. Los que traman maldades tendrán un durísimo castigo, su maquinación será aniquilada (10).
    Y Allah os creó a partir de tierra y luego a partir de una gota de esperma haciéndoos después en parejas. No hay hembra preñada ni parturienta que El no lo sepa. Y no le prolonga la vida a ninguna criatura ni se la acorta sin que esté en un libro; en realidad eso es simple para Allah (11).
    Y no son iguales las dos extensiones de agua: una es agradable, dulce y adecuada para beber; mientras que la otra es salada, salobre. Pero de ambas coméis carne fresca y extraéis joyas que os ponéis. Y ves la nave surcar las olas; para que podáis buscar parte de Su favor y podáis así agradecer (12).
    Hace que la noche penetre en el día y que el día penetre en la noche. Y ha sometido el sol y la luna a Su dominio, cada uno de los cuales gira hasta un término fijado. Ese es Allah, vuestro Señor, a El Le pertenece la soberanía mientras que los que invocáis aparte de El no poseen ni la piel de un hueso de dátil (13).
    Si los llamáis, no oirán vuestra llamada y aunque pudieran oírla no os. responderían. El Día del Levantamiento renegarán de que los hubiérais invocado (asociándolos con Allah).
    Nadie como Uno que conoce hasta lo más recóndito podrá informarte (14).
    iHombres! Vosotros sois los que necesitáis de Allah mientras que Allah es Rico, en Sí mismo alabado (15).
    Si quiere puede quitaros de en medio y traer nuevas criaturas (16).
    Eso no es difícil para Allah (17).
    Nadie cargará con la carga de otro. Y si alguno, agobiado por el peso de su carga, le pidiera a otro que se la llevara, nadie podría llevarle nada, aunque fuera un pariente cercano. Tu advertencia sólo le sirve a quien teme a su Señor sin verlo y cumple la Oración. El que se purifica sólo lo hace por su bien, hacia Allah se ha de volver (18).
    Y no es el ciego como el que ve, (19).
    como no son las tinieblas iguales a la luz, (20).
    ni es la sombra como la solana (21).
    Ni son iguales los vivos a los muertos. Es verdad que Allah le hace oír a quien El quiere, pero tú no puedes hacer que los que están en las tumbas oigan (22).
    Tú no eres mas que un advertidor (23).
    Es cierto que te hemos enviado con la verdad, para dar buenas noticias y para advertir. No ha habido ninguna comunidad por la que no haya pasado un advertidor (24).
    Y si dicen que es mentira, ya lo hicieron sus antepasados a quienes llegaron sus mensajeros con las pruebas claras, las escrituras y el Libro luminoso (25).
    Después castigué a los que se negaron a creer y ¡cómo fue Mi reprobación! (26).
    ¿Es que no ves que Allah hace que caiga agua del cielo y con ella hacemos que salgan frutos de diferentes colores? IN que hay montañas de vetas blancas y rojas, de matices distintos, y hasta de un negro oscuro? (27).
    ¿Y que los hombres, las bestias y el ganado también son de distintos colores? En realidad sólo temen a Allah aquéllos de Sus siervos que tienen conocimiento; es cierto que Allah es Poderoso, Perdonador (28).
    Los que leen el libro de Allah, establecen el salat y gastan de lo que les proveemos en secreto y públicamente, esperando un negocio que no tiene pérdida (29).
    Para que les pague la recompensa que les corresponda y les aumente Su favor; es cierto que El es Perdonador, Agradecido (30).
    Y lo. que te hemos inspirado del Libro es la verdad que confirma lo que había. Allah tiene pleno conocimiento de Sus siervos y los ve (31).
    Después hemos dado en herencia el Libro a aquéllos de Nuestros siervos que hemos elegido. Y entre ellos, unos serán injustos consigo mismos, otros se mantendrán en el término medio y otros, con permiso de Allah, se pondrán por delante en acciones de bien. Ese es el gran favor (32).
    Los jardines de `Adn en los que entrarán; allí serán adornados con brazaletes de oro y perlas y vestirán de seda (33).
    Y dirán: Las alabanzas a Allah que nos ha quitado todo pesar, es verdad que Nuestro Señor es Perdonador, Agradecido (34).
    Quien ha hecho lícita para nosotros la Morada de la Permanencia, gracias a Su favor; en ella ni la fatiga ni la incapacidad nos afectará (35).
    Pero los que se niegan a creer tendrán el fuego de Yahannam. No se acabará con ellos permitiéndoles morir ni se les aliviará su tormento en nada. Así pagamos a todos los desagradecidos (36).
    Estando en él gritarán: ¡Señor nuestro! Sácanos y obraremos con rectitud y no como hicimos antes. ¿Acaso no os concedimos una vida larga en la que pudiera recapacitar quien lo hiciere, y acaso no os llegaron advertidores? ¡Así pues, gustad! No habrá nadie que defienda a los injustos (37).
    Es cierto que Allah conoce el No-visto de los cielos y la tierra, realmente El sabe lo que encierran los pechos (38).
    El es Quien os hizo representantes (Suyos).
    en la tierra. Así pues, la incredulidad del que se niegue a creer irá en contra suya, y la incredulidad de los que se nieguen a creer no hará sino hacerlos más despreciables para su Señor, y la incredulidad de los que se nieguen a creer no hará sino aumentarles en perdición (39).
    Di: ¿Os habéis fijado en esos que vosotros habéis asociado, esos que. invocáis aparte de Allah? Mostradme aquello de la tierra que han creado, o si tienen alguna participación en los cielos o si les hemos dado algún Libro y tienen alguna evidencia de ello. Pero no, los injustos no hacen sino prometerse unos a otros un engaño (40).
    En verdad Allah sujeta los cielos y la tierra para que no decaigan y si tuvieran algún declive, nadie, más allá de El, los podría sujetar. Es cierto que El es el Indulgente, el Perdonador (41).
    Y juran por Allah con los juramentos más solemnes que si les llega algún advertidor seguirán la guía más que cualquier otra comunidad, sin embargo cuando les ha llegado un advertidor no han hecho sino crecer en rechazo (42).
    Con soberbia en la tierra y tramando con maldad; sin embargo el mal que traman no hace sino rodear a sus propios autores. ¿Acaso esperan que les ocurra algo distinto a lo que fue la constante de los que les precedieron? No encontrarás nada que pueda cambiar la práctica constante de Allah ni encontrarás nada que la altere (43).
    ¿Es que no van por la tierra y ven cómo acabaron los que hubo antes de ellos? Eran más fuertes en poderío, pero no hay nada que se Le resista a Allah ni en los cielos ni en la tierra. Es cierto que El es Conocedor, Todopoderoso (44).
    Si Allah tomara en cuenta lo que los hombres se buscan, no dejaría sobre su superficie un solo ser viviente; sin embargo los demora hasta un plazo fijado. Pero cuando les llega su plazo... Realmente Allah ve a Sus siervos (45).

Comentarios

app android

Trozos escogidos