• Virtudes del Corán


Sura Los tropeles (Az-Zumr)
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Ha, Mim (1).
    Revelación del Libro procedente de Allah, el Poderoso, el Conocedor (2).
    El que perdona las faltas y acepta el arrepentimiento, el Enérgico cuando castiga y El que da con largueza. No hay dios sino El, a El es el retorno (3).
    Sólo los que se niegan a creer discuten los signos de Allah, que no te lleve a engaño su capacidad dei desenvolverse por el país (4).
    Antes de ellos ya habían negado la verdad las gentes de Nuh y después vinieron los que se confabularon. Cada comunidad’ intentó acabar con sus mensajeros. Contestaron con falsedades para refutar con ello la verdad, pero los sorprendí iy cómo fue Mi castigo! (5).
    Y así se hizo realidad la palabra de tu Señor, contra los que se habían negado a creer, de que serían lo’ compañeros del Fuego (6).
    Los que llevan el Trono y están a su alrededor, glorifican a su Señor con alabanzas, creen en El y piden perdón por los que creen: ¡Señor nuestro! Tu misericordia y conocimiento abarcan todas las cosas, perdona pues a los que a Ti se vuelven y siguen Tu sendero y líbralos del castigo del Yaliim (7).
    ¡Señor nuestro! Haz que entren en los jardines de `Adn que les prometiste a ellos y a todo el que de sus padres, esposas y descendencia fuera recto; realmente Tú eres el Poderoso, el Sabio (8).
    ¡Líbralos de sus malas acciones! Pues el que, ese día, sea librado de las malas acciones... Habrás tenido misericordia con él; y ése es el gran triunfo (9).
    Y a los que se hayan negado a creer les gritarán: ¿Acaso no es el desprecio de Allah mayor que vuestro propio desprecio cuando se os llamó a creer y no quisisteis creer? (10).
    Dirán: Señor nuestro, nos diste la muerte dos veces y nos has dado la vida dos veces, reconocemos nuestras faltas: ¿Hay alguna manera de salir? (11).
    Eso es porque cuando se invocaba a Allah, Solo, os negábais a creer, pero cuando se Le atribuía algún asociado creíais. Pero el juicio pertenece a Allah, el Excelso, el Grande (12).
    El es Quien os muestra Sus signos y hace descender para vosotros provisión desde el cielo, pero sólo recuerda quien, en todo, se vuelve a El (13).
    Así pues invocad a Allah ofreciéndole, sinceros, sólo a El la adoración, aunque les repugne a los incrédulos (14).
    El es Quien eleva en grados, el Dueño del Trono, Quien hace caer el espíritu que viene de Su mandato sobre quien quiere. de Sus siervos para que se convierta en un advertidor del día del Encuentro (15).
    El día en que se les haga salir (de las tumbas).
    ; no habrá nada de ellos que quede oculto para Allah. ¿Y quién tendrá ese día la supremacía? Allah, el Unico, el Dominante (16).
    Hoy cada uno será recompensado por lo que tenga en su haber.Y no habrá, hoy, injusticia. Es cierto que Allah es Rápido en la cuenta (17).
    Y adviérteles del día inminente en que los corazones llegarán a la garganta angustiados. Los injustos no tendrán ningún amigo ferviente ni ningún intercesor que pueda ser aceptado (18).
    El conoce los ojos traicioneros y lo que encierran los pechos (19).
    Y Allah juzga con la verdad mientras que los que invocáis fuera dei El no juzgan con nada. Es cierto que Allah es El que Oye y El que Ve (20).
    ¿Es que no han ido por la tierra y han visto cómo acabaron los que hubo antes de ellos? Tenían más poderío que ellos y sus vestigios en la tierra eran superiores pero Allah los agarró a causa de sus transgresiones y no hubo nadie que los protegiera de Allah (21).
    Eso es porque, habiéndoles llegado sus mensajeros con las pruebas claras, ellos se negaron a creer y entonces Allah los agarró; realmente El es el Fuerte, el Enérgico cuando castiga (22).
    Y así fue como enviamos a Musa con Nuestros signos y una autoridad clara (23).
    a Fir`aún, Haman y Qarún. Estos dijeron: Es un mago farsante (24).
    Y cuando trajo la verdad que venía de Nuestro lado, dijeron: iMatad a los hijos de aquéllos que creen con él dejando vivir a las hembras!. Pero la maquinación de los incrédulos sólo es un fracaso (25).
    Y dijo Fir`aún: iDejadme matar a Musa y que él llame a su Señor, pues temo en verdad que cambie vuestras creencias y haga surgir la corrupción en la tierra (26).
    Y dijo Musa: Me refugio en mi Señor y el vuestro de todo soberbio que no crea en el día de la Cuenta (27).
    Y dijo un hombre creyente de la familia de Fir`aún que ocultaba su creencia: ¿Vais a matar a un hombre porque os dice: Mi Señor es Allah, cuando os ha traído pruebas claras que vienen de vuestro Señor y que, en caso de que sea un mentiroso, su mentira se volverá contra él, mientras que si dice la verdad, una parte de lo que os asegura os afligirá? Allah no guía a quien sobrepasa los límites y es un farsante (28).
    iGente mía! Hoy tenéis la supremacía dominando la tierra, pero ¿quién os auxiliará ante la furia de Allah si ésta viene a vosotros? Dijo Fir`aún: No os hago ver sino lo que veo y únicamente os guío al camino de la recta dirección (29).
    Y dijo el que creía: iGentes! Es verdad que temo para vosotros lo mismo que les ocurrió a todos los que se confabularon (30).
    La misma suerte que corrieron la gente de Null, los Ad, los Zamud y los que vinieron después de ellos. Y Allah no quiere la injusticia para Sus siervos (31).
    iGentes mías! Temo para vosotros el día en que unos se llamarán a otros (32).
    El día en que os volveréis dando la espalda y no tendréis quien os defienda de Allah. A quien Allah extravía no hay quien le guíe (33).
    Y he aquí que Yusuf os trajo anteriormente las pruebas claras, pero os quedásteis dudando de lo que os había traído, hasta que cuando él murió dijisteis: Allah no enviará ya a ningún otro mensajero después de él. Así es como Allah extravía a quien excede los límites y desconfía (34).
    Aquéllos que discuten los signos de Allah sin tener ninguna prueba que les haya venido. Grande es la repulsa que provocan en Allah y en los que creen. Así marca Allah al corazón soberbio y arrogante (35).
    Y dijo Fir`aún: Haman, constrúyeme una torre para que pueda alcanzar los accesos, (36).
    los accesos a los cielos, y subir hasta el dios de Musa, pues realmente lo tengo por embustero. Así fue como a Fir`aún se le embelleció la maldad de su acción y fue desviado del camino. Sin embargo la estratagema de Fir`aún no fue sino perdición (37).
    Y dijo el que había creído: iGente mía! Seguidme y os guiaré al camino de la recta dirección (38).
    i Gente mía! Esta vida de aquí es simplemente un disfrute pasajero pero la Ultima Vida es el Hogar de la Permanencia (39).
    El que haya cometido maldad sólo recibirá el pago equivalente a ella, pero quien haya obrado rectitud, "sea varón o hembra, y sea creyente, ésos entrarán en. el Jardín donde se les proveerá sin limitación (40).
    ¡Gente mía! ¿Cómo puede ser que yo os esté llamando a la salvación mientras que vosotros me estáis llamando al Fuego? (41).
    ¿Me llamáis a que reniegue de Allah y Le asocie aquello de lo que no tengo conocimiento, mientras que yo os llamo al Poderoso, al Perdonador? (42).
    No hay duda de que aquello a lo que me llamáis no puede responder a lo que se le pida, ni en esta vida ni en la Ultima, y a Allah hemos de retornar. Y los que vayan más allá de los límites serán los compañeros del Fuego (43).
    Os acordaréis de lo que digo. Confío mi asunto a Allah, es cierto que Allah ve a los siervos (44).
    Allah lo libró de las maldades que tramaron y cayó sobre la gente de Fir`aún el peor castigo (45).
    El Fuego, al que serán expuestos mañana y tarde. Y el día que llegue la Hora: ¡Haced que la gente de Fir`aún entre en el más duro de los castigos! (46).
    Y cuando en el Fuego se hagan reproches unos a otros, dirán los débiles a los que fueron soberbios: Fuimos vuestros seguidores: ¿Podéis quitarnos algo del fuego? (47).
    Dirán los que habían sido soberbios: Todos estamos en él, Allah ha juzgado ya entre los siervos (48).
    Y dirán los que están en el Fuego a los encargados de Yahannam: !Pedid a vuestro Señor que nos alivie un día del tormento! (49).
    Dirán: ¿Acaso no os llegaron vuestros mensajeros trayendo las pruebas claras? Dirán: Sí. !Rogad entonces! Sin embargo la súplica de los incrédulos no encontrará ningún camino (50).
    Auxiliaremos a Nuestros mensajeros y a quienes crean, en esta vida y en el día en que se levanten los testigos (51).
    El día en que a los injustos no les servirán de nada sus disculpas y tendrán la maldición y la mala morada (52).
    Y así fue como le dimos a Musa la guía y le dimos el Libro en herencia a los hijos de Israel. (53).
    Como guía y recuerdo para los que supieran reconocer lo esencial (54).
    Ten pues paciencia porque la promesa de Allah es verdadera y pide perdón por tus faltas y glorifica a tu Señor con las alabanzas que Le son debidas por la tarde y de madrugada (55).
    Realmente los que te discuten los signos de Allah sin que se les haya dado ninguna prueba, sólo tienen orgullo en sus pechos y no lo conseguirán. Busca pues refugio en Allah, El es el que Oye y el que Ve (56).
    La creación de los cielos y de la tierra sobrepasa a la creación de los hombres; sin embargo la mayoría dé los hombres no sabe (57).
    No son iguales el ciego y el que ve, como no lo son tampoco los que creen y practican las acciones de bien y los que hacen el mal; poco es lo que recapacitan (58).
    La Hora vendrá y no hay duda en ello, sin embargo la mayoría de los hombres no cree (59).
    Y vuestro Señor ha dicho: Llamadme y os responderé. Pero es cierto que aquellos cuya soberbia les impida adorarme, entrarán en Yahannam humillados (60).
    Allah es Quien ha hecho para vosotros la noche, para que pudiérais en ella descansar, y el día como claridad. En verdad Allah posee favor para los hombres, sin embargo la mayoría de los hombres no agradece (61).
    Ese es Allah, vuestro Señor, el Creador de todas las cosas, no hay dios excepto El. ¿Cómo pues podéis inventar? (62).
    Así es como se apartan de la verdad los que han negado los signos de Allah (63).
    Allah es Quien ha hecho para vosotros la tierra como lugar en el que estar y el cielo como edificación y os ha dado forma haciendo que fuera la mejor, y os ha proveído de cosas buenas; Ese es Allah vuestro Señor. !Bendito sea Allah, el Señor de todos los mundos! (64).
    El es el Viviente, no hay dios sino El, invocadlo ofreciéndole con sinceridad, sólo a El, la adoración. La alabanza pertenece a Allah, el Señor de los mundos (65).
    Di: Se me ha prohibido adorar a los que invocáis fuera de Allah, pues me han llegado las pruebas claras de mi Señor, y se me ha ordenado someterme al Señor de los mundos (66).
    El es Quien os ha creado de tierra y luego de una gota de esperma y de un coágulo de sangre. Luego hace que salgáis como niños para que después alcancéis la madurez y lleguéis a ser ancianos, habiendo entre vosotros quienes mueren antes, y cumpláis así un plazo fijado. Puede que razonéis (67).
    El es Quien da la vida y da la muerte y si decide algo simplemente dice: Sé, y es (68).
    ¿Acaso no has visto cómo se desvían los que discuten los signos de Allah? (69).
    Los que han tachado de mentira el Libro y aquello con lo que hemos enviado a Nuestros mensajeros. Pero ya sabrán (70).
    Cuando tengan argollas en el cuello y cadenas, serán llevados a rastras (71).
    hacia el agua hirviente y luego serán arrojados al Fuego (72).
    Después se les dirá: LDánde están los que asociábais (73).
    aparte de Allah? Dirán: Se han extraviado de nosotros aunque en realidad lo que invocábamos antes no era nada. Así es com o Allah extravía a los incrédulos (74).
    Esto e s por haber actuado alegremente e n la tierra sin derecho y por haber sido arrogantes (75).
    Entrad por las puertas de Yahannam para, en él, ser inmortales. iQué mal refu gio el de los soberbios! (76).
    Y ten paciencia porque la promesa de Allah es verdad y te haremos ver p arte de lo que les hemos prometido o bien te llevaremos con Nosotros. A N os han de regresar (77).
    Es verd ad que antes de ti ya habíamos envia do mensajeros; te hemos da do noticias de algunos de ellos y de otros no, a ningún mensajero le correspondió traer ningún signo sin que fuera con el permiso de Allah y cuando la orden de Allah llegaba, se decidía con la verdad, siendo la perdición d e los que atribuían falsedades (78).
    Allah e s Quien os ha dado los animales de rebaño para que los utilizárais de montura y os sirvieran de alimento (79).
    En ellos tenéis beneficios y sobre ellos podéis lograr necesidades que hay en vuestros pechos y sobre ellos sois transportados al igual que sobre las naves (80).
    Y os muestra Sus signos. i,Qué signos de Allah podréis negar? (81).
    ¿Es que no han ido por la tierra y no han visto cómo acabaron los que hubo antes de ellos? Eran más numerosos que ellos, tenían mayor poderío y más vestigios de su presencia en la. tierra; pero todo lo que habían conseguido no les sirvió de nada ante Allah (82).
    Cuando llegaron a ellos sus mensajeros con las pruebas claras se contentaron con el conocimiento que tenían y aquello de lo que se habían burlado los rodeó (83).
    Y al ver Nuestra furia, dijeron: Creemos en Allah, El solo, y renegamos de los asociados que Le atribuíamos (84).
    Pero no les sirvió de nada creer una vez que ya habían visto Nuestra furia, es la práctica constante de Allah que ya ha aplicado antes a Sus siervos. Allí perdieron los incrédulos (85).

Comentarios

Trozos escogidos