• Virtudes del Corán


Sura El destierro (Al-Hashr)
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Todo lo que hay en los cielos y en la tierra glorifica a Allah y El es el Poderoso, el Sabio (1).
    El es Quien sacó de sus hogares en la primera concentración, a aquéllos de la gente del Libro que se habían negado a creer. No pensasteis que iban a salir y ellos pensaron que sus fortalezas los defenderían de Allah, sin embargo Allah les llegó por donde no esperaban y arrojó el miedo en sus corazones. Arruinaban sus casas con sus propias manos, además de las de los creyentes. Sacad pues una lección de ello, vosotros que tenéis visión (2).
    De no haber sido porque Allah había escrito el destierro para ellos, los habría castigado en este mundo. En la Ultima Vida tendrán el castigo del Fuego (3).
    Eso es por haberse opuesto a Allah y a Su mensajero. Quien se opone a Allah... Allah es Fuerte castigando (4).
    Las palmeras que cortásteis, como las que dejásteis en pie sobre sus raíces, fue con permiso de Allah y para humillar a los descarriados (5).
    Y lo que Allah le dió a Su mensajero en calidad de botín, procedente de ellos, fue sin que tuviérais que hacer correr caballo camello alguno. Allah da poder a Sus mensajeros por encima de quien quiere. Allah tiene poder sobre todas las cosas (6).
    Lo que Allah le dió a Su mensajero en calidad de botín, procedente de los habitantes de las aldeas, pertenece a Allah y al Mensajero, a los parientes y a los huérfanos, a los pobres y a los viajeros; para que así no . haya privilegios para vuestros ricos. Y lo que os da el Mensajero tomadlo, pero lo que os prohiba dejadlo. Y temed a Allah, es cierto que Allah es Fuerte castigando (7).
    Para los emigrados pobres, los que se vieron forzados a dejar sus hogares y sus bienes en búsqueda del favor y de la aceptación de Allah y los que ayudaron a Allah y a Su mensajero. Esos son los sinceros (8).
    Y los que antes que ellos se habían asentado en la morada y en la creencia, aman a quienes emigraron a ellos y los prefieren a sí mismos, aun estando en extrema necesidad. El que está libre de su propia avaricia... Esos son los que tendrán éxito (9).
    Y los que han venido después de ellos dicen: ¡Señor nuestro! Perdónanos a nosotros y a nuestros hermanos .que nos precedieron en creer y no pongas en nuestros corazones ningún rencor hacia los que creen. iSeñor nuestro! Realmente Tú eres Clemente y Compasivo (10).
    ¿Acaso no han visto cómo los hipócritas les decían a sus hermanos, los que de la gente del Libro se habían negado a creer: Si sois expulsados, saldremos con vosotros y nunca obedeceremos a nadie en lo que os afecte; y si os combaten, saldremos en vuestra ayuda. Allah atestigua que son unos mentirosos (11).
    Si son expulsados no saldrán con ellos y si son combatidos no los ayudarán. Y si lo hicieran, darían la espalda y de nada les serviría su ayuda (12).
    En verdad que vosotros inspiráis más temor en sus pechos que Allah. Esos es porque ellos son gente que no comprende (13).
    No combatirán juntos contra vosotros a no ser desde aldeas fortificadas o detrás de murallas. Entre ellos hay una fuerte hostilidad, los crees unidos pero sus corazones están separados. Eso es porque son gente que no razona (14).
    Se parecen a sus más cercanos precursores. Gustaron las malas consecuencias de su asunto y tendrán un doloroso castigo (15).
    Como el Shaytán cuando le dice al hombre: ¡Niégate a creer! Y cuando se ha negado a creer, le dice: Me desentiendo de ti, yo temo a Allah el Señor de los mundos (16).
    Pero el final de ambos es el Fuego, donde serán inmortales. Ese es el pago de los injustos (17).
    ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y que cada uno espere para el mañana lo que él mismo se haya buscado. Y temed a Allah, es cierto que Allah está informado de lo que hacéis (18).
    Y no seáis como aquellos que olvidaron a Allah y El los hizo olvidarse de sí mismos. Esos son los descarriados (19).
    No son iguales los compañeros del Fuego y los compañeros del Jardín. Los compañeros del Jardín son los que han triunfado (20).
    Si le hubiéramos hecho descender este Corán a una montaña, la habrías visto humillada y partida en dos, por temor de Allah. Estos son los ejemplos con los que llamamos la atención de los hombres para que puedan reflexionar (21).
    El es Allah, Quien no hay dios sino El, el Conocedor del No-visto y de lo Aparente. El es el Misericordioso, el Compasivo (22).
    El es Allah, Quien no hay dios sino El, el Rey, el Purísimo, la Paz, el que da Seguridad, el Vigilante, el Irresistible, el Compulsivo, el Soberbio ¡Gloria a Allah por encima de lo que asocian! (23).
    El es Allah, el Creador, el Originador, el Modelador. Suyos son los nombres más hermosos. A El Le glorifica cuanto hay en los cielos y en la tierra. Y El es el Irresistible, el Sabio (24).

Comentarios

Trozos escogidos