• Virtudes del Corán


Sura El cálamo (Al-Qálam)
Jeque / Adel Alkalbaany

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Nun. ¡Por el cálamo y lo que escriben! (1).
    Que tú, por la gracia de tu Señor, no eres un poseso. (2).
    Y tendrás por cierto una recompensa que no cesará. (3).
    Y estás hecho de un carácter magnánimo. (4).
    Verás y verán (5).
    quién es el trastornado. (6).
    En verdad tu Señor sabe mejor quién se extravía de Su camino y conoce mejor a los que están guiados. (7).
    No obedezcas a los que niegan la verdad. (8).
    Querrían que te mostraras transigente y así ellos también lo harían. (9).
    Pero no obedezcas a ningún vil jurador, (10).
    difamador que extiende la maledicencia, (11).
    que se niega a dar del bien y es un malvado transgresor, (12).
    embrutecido y además bastardo; (13).
    sólo porque tenga riqueza e hijos. (14).
    Cuando se le recitan Nuestros signos, dice: leyendas de los primitivos. (15).
    Le marcaremos con fuego en el hocico. (16).
    Les hemos puesto a prueba como hicimos con los dueños del vergel cuando juraron que recogerían sus frutos de amanecida. (17).
    Pero no manifestaron ninguna excepción. (18).
    Y de noche, mientras dormían, un visitante de tu Señor cayó sobre él. (19).
    Y amaneció como la noche oscura. (20).
    Y cuando amanecieron se avisaron unos a otros: (21).
    Id temprano a vuestro sembrado si habéis de recoger la cosecha. (22).
    Y partieron diciéndose en voz baja: (23).
    Hoy no entrará a costa nuestra ningún mendigo en él. (24).
    Y salieron de mañana sintiéndose seguros en su propósito, (25).
    pero al verlo dijeron: iNos hemos perdido! . (26).
    Pero no, lo hemos perdido todo. (27).
    Dijo el más razonable de ellos: ¿No os dije que glorificárais? (28).
    Dijeron: ¡Gloria a nuestro Señor! Realmente hemos sido injustos. (29).
    Y comenzaron a hacerse reproches unos a otros. (30).
    Dijeron: ¡Ay de nosotros! Hemos desobedecido. (31).
    Quizás nuestro Señor nos dé en su lugar algo mejor; a nuestro Señor suplicamos. (32).
    Así es el castigo; pero el castigo d: la Ultima Vida es mayor;’ si supieran. (33).
    Es cierto que los temerosos tendrán, junto a su Señor, los jardines del Deleite. (34).
    ¿Es que vamos a tratar a los sometidos como a los malhechores? (35).
    ¿Qué os pasa?, ¿cómo juzgáis? (36).
    ¿O es que tenéis un libro que os dice (37).
    que tendréis lo que elijáis? (38).
    ¿O es que tenéis un juramento favorable de Nuestra parte, y que alcanza hasta el Día del Levantamiento, de que tendréis lo que suponéis? (39).
    Pregúntales cuál de ellos puede garantizar eso. (40).
    ¿O es que tienen asociados? Que traigan a ésos que (Me).
    asocian, si es verdad lo que dicen. (41).
    El día que se ponga de manifiesto la gravedad de la situación, se les llamará a postrarse pero no podrán. (42).
    La mirada rendida, les cubrirá la humillación. Ya se les llamó a que se postraran cuando gozaban de bienestar. (43).
    ¡Déjame con quien niega la verdad de este relato! Los agarraremos, sin prisa, cuando menos lo esperen. (44).
    Y los dejaré un tiempo; realmente Mi plan es sólido. (45).
    LO es que les pide alguna recompensa y semejante impuesto les agobia? (46).
    ¿O acaso tienen acceso a lo desconocido y toman nota? (47).
    Ten paciencia con el juicio de tu Señor y no seas como el del pez cuando suplicó mientras estaba en la más completa indefensión. (48).
    Si no le hubiera alcanzado una gracia de tu Señor, habría quedado abandonado en la soledad, reprobado. (49).
    Pero su Señor lo había escogido y lo hizo de los justos. (50).
    Casi te tumban con sus miradas los que se niegan a creer, cuando oyen el Recuerdo, y dicen: Es un poseso. (51).
    Sin embargo, no es sino un recuerdo para los mundos. (52).

Comentarios

Trozos escogidos