• Virtudes del Corán


Sura Hud
Jeque / Ali Alhuthaify

  • En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo
    Alif, Lam, Ra. Un Libro cuyos signos se han hecho con perfección y además han sido clarificados por un Sabio, Conocedor de lo más recóndito (1).
    No adoréis sino a Allah; es cierto que yo soy para vosotros un advertidor de Su parte y un portador de buenas noticias (2).
    Pedid perdón a vuestro Señor y luego volveos a El. Os hará gozar de un buen disfrute hasta un plazo determinado y a todo el que tenga algún merito le dará Su favor. Pero si os apartáis, temo para vosotros el castigo de un día terrible (3).
    A Allah habéis de regresar y El tiene poder sobre todas las cosas (4).
    ¿Acaso no disimulan su aversión queriendo esconderse de El? ¿Es que cuando se cubren con sus vestidos no sabe El lo que guardan en secreto y lo que divulgan? El conoce en verdad lo que hay en los pechos (5).
    No hay ninguna criatura en la tierra cuya provisión no recaiga sobre Allah y de la que El no sepa su morada y su depósito. Todo está en un libro claro (6).
    El es Quien creó los cielos y la tierra en seis días, y Su trono estaba sobre el agua, para probar cuál de vosotros sería mejor en obras. Y si les dices que serán devueltos a la vida después de la muerte, te dirán los que no creen: Esto es magia declarada (7).
    Y si les retrasamos el castigo hasta un plazo determinado, seguro que dirán: ¿Qué es lo que lo impide? ¿Pero no es verdad que el día que les llegue no podrá ser apartado de ellos? Se les vendrá encima aquello de lo que se burlaban (8).
    Si le hacemos probar al hombre una misericordia procedente de Nosotros y luego se la quitamos, se queda desesperado y es ingrate (9).
    Pero si le hacemos probar la dicha después de la desdicha que le tocó, seguro que dice: Los males se han ido de mí. Y está contento, jactancioso (10).
    Pero no es así para los que tienen paciencia y llevan a cabo las acciones de bien. Esos tienen perdón y una gran recompense (11).
    Pudiera ser que renunciarás¡ a parte de lo que se te ha inspirado y que tu pecho se angustiara porque dicen: ¿Cómo es que no se ha hecho descender con él algún tesoro o ha venido con él un ángel? Tu no eres sino un advertidor y Allah es Guardián de todas las cosas (12).
    0 dicen: Lo ha inventado. Di: Traed diez suras inventadas semejantes y llamad a quien podáis fuera de Allah si decís la verdad (13).
    Pero si no os responden, sabed entonces que se ha hecho descender con el conocimiento de Allah y que no hay dios sino El. ¿Estaréis sometidos (14)?
    Los que quieran la vida del mundo y su esplendor les pagaremos en ella por sus obras y no tendrán menoscabo en ella (15).
    Esos son los que en la Otra Vida no tendrán sino el Fuego. Allí, lo que hicieron será vano y sus obras serán inútiles (16).
    ¿Son acaso como aquel que se basa en una prueba clara procedente de su Señor que un testigo le recita de Su parte? Antes de él hubo el libro de Musa que era una dirección y misericordia. Estos creen en él; pero aquellos de los coligados que no crean en él... El Fuego será su lugar de encuentro. No tengas ninguna duda acerca de, ello pues ciertamente es la verdad (líe procede de tu Señor. Sin embargo la mayoría de los hombres no creen (17).
    ¿Y quién es más injusto que quien inventa una mentira sobre Allah? Esos serán mostrados ante su Señor y dirán los testigos: Estos son los que mintieron sobre su Señor. i¿No es cierto que la maldición de Allah caerá sobre los injustos (18).
    que desvían del camino de Allah deseándolo tortuoso y. no creen en la Ultima Vida (19)?
    Esos no tendrán escape en la tierra ni tendrán fuera de Allah protectores. Les será doblado el castigo. Ellos no pudieron oír ni ver (20).
    Esos son los que se perdieron a sí mismos y se les extravió lo que habían inventado (21).
    No hay duda de que ellos en la Ultima Vida serán los que más pierdan (22).
    Es cierto que los que creen, llevan a cabo las acciones de bien y se humillan ante su Señor, ésos serán los compañeros del Jardín; allí serán inmortales (23).
    El parecido de ambos grupos es el que tienen un ciego y un sordo con uno que ve y uno que oye. ¿Son iguales en comparación? ¿Es que no vais a recapacitar (24)?
    Enviamos a Nub a su gente:: Es verdad que yo soy para vosotros un claro advertidor" (25).
    Adorad sólo a Allah pues temo para vosotros el castigo de un día doloroso (26).
    Y dijeron los magnates, aquellos de su gente que no creían: No vemos en ti sino a un ser humano como nosotros y vemos que sólo te siguen los más bajos de nosotros, sin ninguna reflexión; y tampoco vemos que tengáis ningún mérito sobre nosotros, sino que por el contrario os tenemos por mentirosos (27).
    Dijo: iGente mía! Decidme: Si estoy basado en una prueba clara de mi Señor y El me ha concedido una misericordia de junto a Sí que a vosotros se os ha ocultado. ¿Es que vamos a obligaron a aceptarla si os produce aversion (28)?
    ¡Gente mía! No os pido a cambio ninguna riqueza pues mi recompensa sólo incumbe a Allah y no pienso despreciar a los que creen porque ellos encontrarán a su Señor; sin embargo os veo gente ignorante (29).
    ¡Gente mía! ¿Quién me defendería de Allah si los desprecio? ¿Es que no vais a recapacitar (30)?
    Y no os digo que poseo los tesoros de Allah ni que conozco el No-visto, ni digo que sea un ángel ni les voy a decir a aquéllos que vuestros ojos desprecian, que Allah no les va a dar ningún bien, pues Allah sabe mejor lo’ que hay en sus almas, y en ese caso yo sería de los injustos (31).
    Dijeron: iNuli! Nos has refutado y has aumentado la disputa entre nosotros; haz que venga a nosotros la amenaza que aseguras, si eres de los que dicen la verdad (32).
    Dijo: Allah hará que os llegue si El quiere y no podréis impedirlo (33).
    Si Allah quiere desviaros, mi consejo, aunque quiera aconsejaros, no os servirá de nada. El es vuestro Señor y a El habéis de regresar (34).
    0 dicen: Lo ha inventado. Di: Si lo he inventado, sobre mí recaerá el mal que haya hecho, pero soy inocente del mal que vosotros hagáis (35).
    Y le fue inspirado a Nub que excepto los que habían creído, nadie más de su gente creería. ¡No te entristezcas por lo que hacen (36)!
    ¡Construye la nave bajo Nuestros ojos e inspiración y no me hables de los que han sido injustos pues realmente ellos van a ser ahogados (37)!
    Y mientras construía la nave cada vez que pasaban por delante algunos de los principales de su gente, se burlaban de él. Dijo: Si os burláis de nosotros, ya nos burlaremos nosotros de vosotros como os burláis ahora (38).
    Y ya sabréis a quién va a llegarle un castigo que le humillará y sobre quién se desatará un castigo permanente (39).
    Así hasta que llegó Nuestro mandato y el horno rebosó, dijimos: Sube en ella una pareja de cada especie y a tu familia, exceptuando aquel contra el que ya haya precedido la palabra; y a los que crean. Pero sólo eran unos pocos los que con él creían (40).
    Y. dijo: ¡Embarcad en ella! Y que sean en el nombre de Allah su rumbo y su llegada. Es cierto que mi Señor es Perdonador y Compasivo (41).
    Y navegaba con ellos entre olas como montañas. Entonces Nuh llamó a su hijo que estaba aparte: iHijo mío! Sube con nosotros y no estés con los incrédulos (42).
    Dijo: Me refugiaré en una montaña que me librará del agua. Dijo: Hoy no habrá nada que libre del mandato de Allah excepto para aquel del que tenga misericordia. Y las olas se interpusieron entre ambos quedando entre los ahogados (43).
    Y se dijo: iTierra, absorbe tu agua! iCielo, detente! Y el agua decreció, el mandato se cumplió y (la nave) se posó sobre el Yudi. Y se dijo: iFuera la gente injusta (44)!
    Y Nuh llamó a su Señor y dijo: ¡Señor mío! Mi hijo es parte de mi familia, Tu promesa es verdadera y Tú eres el más justo de los juices (45).
    Dijo: ¡Nuh! El no es de tu familia y sus obras no son rectas; no me preguntes por aquello de lo que no tienes conocimiento. Te advierto para que no estés entre los ignorantes (46).
    Dijo: ¡Señor mío!, verdaderamente me refugio en Ti de preguntarte aquello de lo que no tengo conocimiento, y si no me perdonas y tienes misericordia de mí estaré entre los perdidos (47).
    Se dijo: ¡Nuh!, desembarca a salvo con una seguridad procedente de Nosotros y con bendiciones sobre ti y sobre las comunidades de los que están contigo y las comunidades a las que dejaremos disfrutar; y luego les alcanzará de Nuestra parte un castigo doloroso (48).
    Esto forma parte de las noticias del No-visto que te inspiramos; antes de esto ni tú ni tu gente las conocíais. Así pues, ten paciencia porque el buen fin es para los que se guardan (49).
    Y a los Ad, su hermano Hud que dijo: ¡Gente mía! Adorad a Allah, no tenéis otro dios que El; y si no, es que sois mentirosos (50).
    ¡Gente mía! No os pido ningún pago a cambio, mi recompensa sólo incumbe a Aquel que me creó. ¿Es que no vais a razonar (51)?
    ¡Gente mía! Pedid perdón a vuestro Señor y dirigíos a El; enviará el cielo sobre vosotros con abundantes lluvias y añadirá fuerza a vuestra fuerza. No os apartéis como los que hacen el mal (52).
    Dijeron: iHud! No nos has traído ninguna prueba clara y no vamos a abandonar a nuestros dioses por lo que tú. digas, ni te creemos (53).
    Lo que decimos es que alguno de nuestros dioses te ha trastornado. Dijo: Pongo a Allah como testigo y sedlo vosotros, de que soy inocente de lo que asociáis (54).
    aparte de El; así pues tramad contra mí todos sin más espera (55).
    Verdaderamente yo me apoyo en Allah, mi Señor y el vuestro. No hay ninguna criatura que El no tenga asida del mechón de su frente; es cierto que mi Señor actúa según un camino recto (56) Y si os apartáis... Yo os transmitido aquello con lo que enviado a vosotros. Mi Señor sustituirá por otra gente y no Le perjudicaréis en nada. Es verdad que mi Señor es Protector` de todas las cosas (57).
    Cuando Nuestra orden llegó, salvamos a Hud y a quienes junto a él habían creído gracias a una misericordia que vino de Nosotros y los libramos de un severo castigo (58).
    Esos son los Ad; negaron los signos de su Señor y desobedecieron a sus mensajeros siguiendo el mandato de todo soberbio y contumaz (59).
    En este mundo les siguió una maldición y así será en el Día del Levantamiento. ¿Acaso no renegaron los `Ad de su Señor? iFuera con los Ad, la gente de Hud (60)!
    Y a los Zamud, su hermano Saliti, que dijo: iGente mía! Adorad a Allah, no tenéis otro dios que El; os creó a partir de la tierra e hizo que viviérais en ella. Pedidle pues perdón y volveos a El, es cierto que mi Señor está Cercano y responde (61).
    Dijeron: iSalih! Antes de esto eras una esperanza entre nosotros. ¿Vas a prohibirnos que adoremos lo que adoraban nuestros padres? Realmente eso a lo que nos llamas nos resulta muy sospechoso (62).
    Dijo: iGente mía! Decidme: Si me atengo a una prueba clara que mi Señor me ha dado y he recibido una gracia Suya. ¿Quién iba a defenderme de Allah si desobedezco? No me aportáis sino perdición (63).
    ¡Gente mía! Aquí tenéis a/ la camella de Allah que es un signo para vosotros; dejadla que coma en la tierra de Allah y no le hagáis ningún daño para que no os sorprenda un castigo próximo (64) Pero la desjarretaron. Dijo: Disfrutad en vuestro hogar durante tres días; esta es una promesa sin engaño (65).
    Y cuando Nuestro mandato llegó, salvamos a Salib y a los que junto a él creían gracias a una misericordia de Nuestra parte, librándolos de la humillación de aquel día.Es cierto que tu Señor es el Fuerte, el Irresistible (66).
    El grito sorprendió a los injustos y amanecieron en sus casas caídos de bruces (67).
    Como si nunca hubieran vivido en ellas. ¿Acaso los Zamud no renegaron de su Señor? iFuera con los Zamud (68)!
    Y fueron Nuestros mensajeros a Ibrahim a llevarle las buenas noticias y dijeron: Paz, contestó: Paz; y no tardó en venir con un becerro asado (69).
    Pero al ver que no tendían sus manos hacia él, le pareció extraño y sintió miedo de ellos. Dijeron: No temas, hemos sido enviados a la gente de Lut (70).
    Y su mujer, que estaba de pie, se rió y le anunciamos a Ishaq y después de Ishaq a Ya`qub (71).
    Dijo: iAy de mí! ¿Cómo voy a parir si soy vieja y éste mi marido es un anciano? i Realmente esto es algo asombroso (72)!
    Dijeron: ¿Te asombras del aúÍ mandato de Allah? iQue la misericordia de Allah y Su bendición sean con vosotros, gente de la casa! Cierto que El es Digno de alabanza, Glorioso (73).
    Y cuando el miedo se fue de Ibrahim y le hubo llegado la buena noticia, Nos habló a favor de la gente de Lut (74).
    Es cierto que era indulgente, movido a la compasión y siempre se volvía (a Allah) (75).
    ilbrahim! Apártate de. esto. El Mandato de tu Señor ha venido y ciertamente les alcanzará un castigo irrevocable (76).
    Y cuando Nuestros mensajeros llegaron a Lut, éste se apenó por su ,p. s: < • s„ causa, su pecho se estrechó y dijo: Este es un día crítico (77).
    Su gente, que antes había estado cometiendo maldades, acudió a él apresuradamente; dijo: iGente mía! Aquí tenéis a mis hijas, ellas son más puras para vosotros, así pues temed a Allah y no me causéis tristeza con mis huéspedes. ¿Es que no hay entre vosotros ni un sólo hombre rectamente guiado (78)?
    Dijeron: Ya sabes que no tenemos ninguna necesidad de tus `hijas y sabes lo que realmente queremos (79).
    Dijo: Ojalá tuviera fuerza contra vosotros o un fuerte apoyo al que recurrir (80).
    Dijeron: iLut! Somos mensajeros de tu Señor y no podrán acceder a ti. Sal con tu familia en l seno de la noche y que ninguno de vosotros se vuelva a mirar; sólo lo hará tu mujer pues a ella le va a suceder lo que a ellos y su cita es el alba. ¿Acaso no está el alba cercana (81)?
    Cuando llegó Nuestro mandato pusimos lo de arriba abajo e hicimos llover sobre ellos piedras de arcilla una sobre otra (82), asignadas junto a tu Señor. Y no están lejos de los injustos (83).
    Y a los Madyan, a su hermano Shu`ayb que dijo: iGente mía! Adorad a Allah, no tenéis otro dios que El, no quitéis en la medida ni en el peso. Ciertamente os veo con bienestar y temo para vosotros el castigo de un día al que nadie escapará (84).
    iGente mía! Cumplid con la medida y el peso según la equidad. No desvaloricéis las cosas de los hombres ni cometáis maldades en la tierra como corruptores (85).
    Las cosas de Allah que permanecen, son mejores para vosotros si sois creyentes. Yo no soy un protector para vosotros (86).
    Dijeron: ¡Shu`ayb! ¿Es que tus creencias te mandan que abandonemos lo que nuestros padres adoraban o que hagamos con nuestras riquezas lo que queramos? iOh! entonces tú eres el comprensivo, el rectamente guiado (87).
    Dijo: ¡Gente mía! ¿Pero es que no veis que rne baso en una prueba clara de mi Señor que me provee con Una buena. provisión uya y que no quierO. ser distinto de vosotros • en los que os prohibo sino n sólo corregir Y no puedo estar: n. encauzado si no es por Allah, en El me apoyo y a El (88).
    iGente mía! Que no os pueda vuestra oposición a mí para que no os sUceda lo mismo que le sucedió a la gente de Nub, a la: Hudoalade Salih. Y no queda muy lejos de (89).
    Y pedid perdón a vuestro Señor Señor es Compasivo, Amable (90).
    Dijeron: ¡Shu`ayb! No comprendemos mucho de lo que dices y realmente te vemos débil entre nosotros; de no haber sido por tu clan te habríamos apedreado, no eres importante para nosotros (91).
    Dijo: ¡Gente mía! ¿Acaso mi clan es más importante para vosotros que Allah y por ello lo habéis dejado a El a un lado? En verdad mi Señor rodea lo que hacéis (92).
    i Gente mía! Actuad en consecuencia con vuestra posición que yo también lo haré y ya sabréis a quién le habrá llegado un castigo que lo rebajará y quién es mentiroso. Y vigilad, que yo también vigilo (93).
    Y cuando Nuestra orden llegó, salvamos a Shu’ayb y a los que junto a él creían gracias a una misericordia procedente de Nosotros, y el Grito sorprendió a los injustos que amanecieron en sus hogares caídos de bruces (94).
    Como si jamás hubieran vivido con prosperidad en ellos. iFuera con los Madyan! Igual que quedaron fuera los Zamud (95).
    Y enviamos a Musa con Nuestros signos y con una autoridad evidente (96).
    a Fir`aún y a su consejo, y ellos siguieron las órdenes de Fir`áún. Sin embargo las órdenes de Fir`aún no estaban dirigidas con rectitude (97).
    El Día del Levantamiento irá delante de su gente y les hará entrar en el Fuego. iY por qué mala entrada entrarán (98)!
    En esta vida fueron alcanzados por una maldición y así mismo sucederá.’ en el Día del Levantamiento. iQué mal socorro el que recibirán (99)!
    Esto forma parte de las noticias de las ciudades que te contamos, algunas de ellas siguen en pie y otras fueron arrasadas (100).
    Y no es que fuéramos injustos con ellos, sino que ellos mismos; fueron injustos consigo mismos y sus dioses, los que adoraban fuera de Allah, no les sirvieron de nada cuando el mandato de tu Señor llegó; no hicieron sino causarles más ruina (101).
    Así es como tu Señor reprende cuando castiga a una ciudad que es injusta. Es cierto que Su castigo es doloroso y severo (102).
    Verdaderamente ahí hay un signo para quien teme el castigo de la Ultima Vida, ese será un día para el cual los hombres serán reunidos, será un día del que todos serán testigos (103).
    Solo lo retrasamos hasta un plazo fijado (104).
    El día que se cumpla, nadie hablará a no ser con Su permiso y habrá quien sea desgraciado y quien sea feliz (105).
    Los desgraciados estarán en el Fuego y allí, suspiros y sollozos (106).
    En él serán inmortales lo que duren los cielos y la tierra, exceptuando lo que tu Señor quiera pues es cierto que tu Señor hace lo que quiere (107).
    Los felices estarán en el Jardín, inmortales en él, lo que duren los ciélos y la tierra, exceptuando lo que tu Señor quiera. Será un regalo sin cese (108).
    No tengas ninguna duda sobre lo que éstos adoran, pues lo que adoran no es sino lo mismo que antes adoraban sus padres y por cierto que les pagaremos lo que les corresponda sin quitar nada (109) Ya le dimos el Libro a Musa y hubo oposición a él. Y si no hubiera sido por una palabra previa de tu Señor se habría sentenciado entre ellos. Realmente estaban en una duda profunda sobre él (110).
    Y por cierto que a todos les pagará tu Señor por sus obras. El conoce perfectamente lo que hacen (111).
    Así pues, sé recto tal y como te he mandado, en compañía de los que se han vuelto atrás de su error junto a ti, y no vayáis más allá de los límites, pues en verdad El conoce perfectamente lo que hacéis (112).
    Y no os inclinéis del lado de los que son injustos pues en ese caso el Fuego os alcanzaría y no tendríais fuera de Allah a quien os protegiera ni seríais auxiliados después (113).
    Y establece el salat en los dos extremos del día y en las primeras horas de la noche, es cierto que las bondades anulan las maldades. Esto es un recuerdo para los que recapacitan (114) Y sé paciente pues en verdad Allah no deja que se pierda la’ recompensa de los que hacen el bien (115).
    LPor qué no hubo entre las generaciones que os precedieron gente de arrestos y discernimiento que hubieran impedido la corrupción en la tierra, de la que sólo unos pocos de los que de ellos salvamos estuvieron libres; mientras que los injustos siguieron la vida fácil en la que se habían corrompido siendo de los que hacen el mal (116)?
    Y tu Señor no iba a destruir una ciudad a causa de ninguna injusticia mientras sus habitantes fueran de los que ponen orden (117).
    Si tu Señor hubiera querido habría hecho que los hombres fueran una única comunidad. Sin embargo no dejarán de ser contrarios unos a otros (118).
    A excepción de aquel a quien tu Señor le conceda misericordia. Y para eso los creó. Se cumplirá la palabra de tu Señor: "Voy a llenar Yahannam de hombres y genios a la vez (119) Todo esto te lo contamos como parte de las noticias de los mensajeros para con ello afirmar tu corazón. Con ellas te ha llegado la verdad, una amonestación y un recuerdo para los creyentes (120).
    Y diles a los que no creen: !Actuad en consecuencia con vuestra posición que nosotros también lo haremos (121)!
    Y por cierto que Nosotros esperamos (122).
    A Allah pertenece lo que no se ve de los cielos y de la tierra. De El proceden todas las órdenes, así pues, adórale y conflate a El. Tu Señor no está inadvertido de lo que hacéis (123).

Comentarios

app android

Trozos escogidos